Seguínos

  salidaacomer

  catandocervezas

  Facebook

  Twitter

  Youtube

  Google +

  Instagram

  Pinterest

Monday, 17 October 2016 20:51

¡BENDECIDO Y AFORTUNADO! SALÍ A SAN PASCUAL

Written by 
Rate this item
(1 Vote)

01 SalíAComer a San PascualComer es una necesidad, comer bien es una ¡Bendición! No sé si quepa en esta discusión la definición de lo que significa esta última aseveración, porque por supuesto entraríamos en terreno peligroso y hasta tortuoso pues para algunos será lo saludable lo que define esta acción, para otros a lo mejor, lo más dañino y grasoso es la que se lo gana, —por aquello de que todo lo bueno engorda— habrá por supuesto aquel que proponga que comer bien depende de lo escasos, exóticos y costosos que sean los ingredientes y para otros, comer bien es en “Opípara Ptanza”, como los romanos en sus bacanales, es decir, mucho, bastante, hasta que harte. Así que entonces tal vez no llegaríamos a un consenso en tal definición. Por eso ha de entender mi lector que vamos a entrar en un terreno personal y que como siempre, todo lo que está aquí escrito, y con esto me refiero a todo el blog, nace de mi propia experiencia y gusto.

Verán, las hamburguesas son uno de esos alimentos que me han impactado y definido como ser. Desde que estaba pequeño, y que sólo emanaba ternura, inocencia y belleza… dúdelo quien lo dude… la cultura y los medios de comunicación se encargaron de ponerme un rayón imborrable en la cabeza con respecto a esta comida rápida. Por más que intentaron que fuera la espinaca la que se impusiera como un alimento preferido al ver que Popeye se hacía más fuerte cada vez que la comía, en realidad era a Pilón a quien miraba con envidia, por más perezoso que fuera y aunque pareciera que comerlas le hacían más fofo, pues, ¿qué les digo?  Por lo menos más suculentas sí se veían.

 

 

02 Hamburguesas en los CómicsPopeye es sólo un ejemplo, porque en Archie y sus amigos, el cómic que mostraba la vida de un grupo de adolescentes que tenía una banda musical, Torombolo, el que tocaba la batería en la banda, era un enfermo por las hamburguesas y por lo general se estaba comiendo una antes de cada presentación. Podría seguir por mucho rato más con ejemplos como Tom y Jerry, Los Picapiedra, pero no quiero ahondar más en mi rayón “hamburguesistico”. Así pues que cada vez que hay una buena oportunidad de comerse una buena muchachona de estas, “ni corto, ni perezoso”.

03 SalíAComer a San PascualHace poco un viejo conocido del mundo de la producción audiovisual  —en el que me desenvolví con alguna soltura por un tiempo— y que al igual que yo se cansó de llevar caprichos inverosímiles a algunos clientes, me contó que ya tenía en marcha un plan B para no volverse a ver obligado a sentarse por catorce y hasta dieciséis horas seguidas sin parar frente a un computador; me dijo que dicho plan estaba  inspirado en algo que amaba y que hasta ese momento sólo hacía para él mismo, su pareja o su familia. Con la excusa de que yo era la única persona que conocía que “sabía sobre gastronomía” —concepto generoso que le agradezco y considero muy alejado de la verdad— pues,  quería que yo comprobara y en especial probara para que le diera mi opinión, pues el plan incluía comer. ¿Y saben qué? ¡Me convenció!

Juan Fernando Criales junto con su hermano y un par de amigos le apostaron todo a un restaurante en el que quisieron desde un principio expresar lo que saben, lo que sienten, lo que les gusta, en hamburguesas de autor, arepas rellenas y en unas costillas bien hechas y jugosas, todo, con un toque muy personal y creativo.

04 SalíAComer a San PascualAsí pues que me fui para San Pascual, un restaurante muy acogedor y muy bien ubicado: a cuadra y media del Primer Parque de Laureles de Medellín. Si subes por la 35 desde la Avenida Nutibara, sólo debes girar a la derecha en el parque de Laureles y a mitad de la cuadra luego de la esquina de Sushi Light lo encuentras. Es un lugar muy íntimo, tiene una pequeña terraza con unas cuatro mesas y unas cuantas más adentro en dónde es más iluminado. Una barra americana separa los ambientes del salón y la cocina lo que te permite tener contacto todo el tiempo con el cocinero y quienes te atienden; este tipo de detalles para mí, son muy buenos, pues creo que la cocina abierta crea un vínculo de mayor confianza entre cocineros y comensales.

05 SalíAComer a San PascualLlegué con dos personas invitadas a quienes quería que conocieran la propuesta conmigo y me dieran sus opiniones de comensales casuales. Eso haría también aterrizar tal vez mi concepción de la experiencia. Nos sentamos, fuimos bienvenidos y muy bien atendidos por los dueños, por supuesto, como atienden a todos y cada uno de sus comensales, y para que me entiendan, les voy a explicar por qué el concepto de “bendecido” se aplica en este lugar desde que llegas hasta que te vas. La bienvenida a San Pascual es con un plato que trae una mermelada de vino ¡hágame el favor! Y unas cuantas ostias. Su mercé muñeco entonces lo único que tiene que hacer es echarse la bendición y esperar a estar confesado, porque las ostias “ungidas” en esa mermelada a veces agria, a veces dulce, que sabe a vino y que embriaga pero no por el alcohol que ya migró al ser cocinado, sino por lo deliciosa que resulta la combinación, te van a hacer querer pecar…  pidiendo más, o comiendo con más gusto —iba a utilizar la palabra gula, pero algo me dijo que ya estaba bien de sacrilegios y herejía—.

En breve nos entregaron la carta y comenzó la aventura. Yo tengo que confesar que desde antes de ir ya sabía que quería pedir, pues Juan Fernando y Natalia, la otra socia, habían aceptado mi invitación para ir al programa y me habían antojado de varias maravillas que hay en el menú (Click aquí para escuchar el programa) así que sin pensarlo mucho, pero eso sí, luego de revisar el Menú por si se me antojaba complementar con algo, me pedí la hamburguesa especial de la casa una San Pascual.

06 SalíAComer a San Pascual150 gramos de carne seleccionada especialmente por ellos, pues su principal preocupación siempre ha sido que la carne sea de la mejor calidad y lo más magra posible, ya que consideran que con esto, le entregan al comensal una experiencia única y sincera en la que no le adicionan, a parte de las especias con la que la condimentan, ningún otro ingrediente para “hacerla rendir”, como dirían por ahí. Además de la carne trae una tajada de jamón de cerdo de alta calidad, queso, tocineta, lechuga, tomate y… aquí viene el ingrediente que me hizo venir por esta deliciosa propuesta: un baño extrañamente delicioso de la salsa de chocolate San Pascual. ¿No les parece una locura? ¡Chocolate en tu hamburguesa! Si bien estos dos alimentos son dos cosas deliciosas, el hecho de concebirlos juntos, combinados, te hace dudar un poco y sin embargo, estos magos lograron hacer que sepa absolutamente ¡rico! Otro detallazo que vale la pena mencionar es que el pan que usan para armar las hamburguesas es artesano, hecho a la medida de manera única para ellos por un panadero experto que prefiere quedarse en el anonimato y seguir haciéndolo sólo para ellos. Una buena porción de papas para acompañar y una cerveza nacional y listo el cuadro.

07 SalíAComer a San PascualMis acompañantes pidieron por un lado una hamburguesa Monje que trae 150 gramos de carne, tocineta, jamón, queso, tomate y unas ciruelas en salsa que le dan un toque agridulce muy especial y arrebatado a la hamburguesa. La otra era una Abadía que trae lo mismo que la anterior pero viene con champiñones en salsa. Ambas las probé y ambas las aprobé…  no queriendo decir que tenga el poder de desaprobarlas, sino que al hablar con mis acompañantes y contarles la historia del lugar y de mi amigo Criales, pues ellas también sintieron esa conexión especial con la comida a la que catalogaron de muy sincera y deliciosa.

08 SalíAComer a San PascualEn San Pascual tienen una opción que confieso, aunque no crean, no conocía y que parece que aplican en otros lugares. Se llama La Pascualita, que es una minihamburguesa hecha con todo el amor del mundo y que para que no se sienta solita viene en el plato acompañada de otra igual. Se ven divinas, parecen de juguete pero no lo son, porque el sabor es más intenso si lo puedo llamar de alguna manera. Estas hermosuritas traen el pan artesano por supuesto, unos 80 a 90 gramos de carne regordeta y jugosa, tomate, cebolla, salsa de la casa y queso en bloque… Criales me contó que para ellos, me refiero a los socios, en sus discusiones de cómo iban a abordar su negocio, siempre pensaron que en Medellín, el queso era un motivo de frustración, pues, una loncha cortada industrialmente no parecía ser suficiente, así que quisieron cortar con esa sensación en su negocio y el queso que le ponen a sus hamburguesas es cortado por ellos mismos del bloque, así se aseguran de que se sienta de verdad al comerse sus hamburguesas. Pues bien, en la pascualita, te ponen un corte grueso que se comienza a derretir por el contacto con la carne caliente, pero que aún puedes percibir en la mordida. Estas Pascualitas entonces son una muy buena opción para aquellas personas que no comen mucho, es decir, geniales para llevar a la novia con estómago de pajarito, dejarla que se coma una mientras vos te comés tu superhambuguesa normal y recibir con beneplácito ese momento glorioso en el que te diga: estoy super bien con esa hamburquesita que me comí, “cómete tú la otra”: Entran coros celestiales.

09 SalíAComer a San Pascual#Salí a San Pascual en el Primer Parque de Laureles y recibí la bendición de este santo tan especial, que por cierto es el santo de los cocineros, de ahí el nombre del restaurante. Me comí unas deliciosas hamburguesas con un par de toques muy creativos y coquetos que me hicieron sentir que iba al cielo. Buena atención, grandes ingredientes, excelente lugar para disfrutar y compartir. Por eso te invito a vos, Salí a San Pascual y llévate la sorpresa de la buena vida al comerte una merecida y deliciosa comida, bien preparada y con mucha sasón. No te vas a arrepentir, con toda seguridad te vas a sentir Bendecido y Afortunado como yo. Y eso porque a todos nos gusta salir a comer, a viajar, a vivir.

Read 285 times Last modified on Monday, 17 October 2016 21:43

Ultimas salidas

  • SALÍ A TOMAR EL BRUNCH EN MANO CALAMITA
    #SalíAVivir el lanzamiento oficial de la propuesta de @manocalamita y me comí  un delicioso #brunch  porque #ComoComoQuiero Brunch es un concepto que no entiendo muy bien ... es decir, me encanta comer, por supuesto que me encanta el brunch, pero no me importa si todavía no tomé mi desayuno, si como algo tarde en la…
    Written on Monday, 11 December 2017 00:17 in Sali a comer Read 21 times
  • SALÍ A SABER DE TODO EN COMIDAS
    Cuando te gusta el mundo de la gastronomía como a mí, tienes que tener la mente abierta, estar dispuesto a comer lo que se te atraviese así sea, una vez en la vida. Claro, hay cosas que jamás probaré simplemente porque mi paladar no me lo permite, o porque mis…
    Written on Tuesday, 05 December 2017 23:14 in Salí en radio Read 27 times