Seguínos

  salidaacomer

  catandocervezas

  Facebook

  Twitter

  Youtube

  Google +

  Instagram

  Pinterest

andresapolo30

andresapolo30

Sunday, 16 April 2017 23:47

SALÍ Con Isabel Correa

01 con IsabelEn este capítulo he querido resaltar la labor de una mujer muy especial que conocí gracias a este mundo maravilloso en el que me dio por andar hace unos años. Isabel Correa me llamó un buen día y me dijo que quería conocerme, que había escuchado mi programa de radio y que sería un honor para ella que yo la invitara a mi programa… lo que ella no sabía era que el honor iba a ser para mí, pues su historia, su trabajo y el amor que le pone a lo que hace, la convierten en uno de esos seres importantes que te hacen un favor al permitirte conocerlos. Me voy a explicar diciendo, que si hay algo bueno y que me produzca satisfacción es poder tener contacto con personas más grandes que yo cada semana. Todos tenemos una historia, y Salí es una fuente de contar historias inspiradoras, vividas y relatadas por seres humanos extraordinarios que sueñan y vibran con una pasión por lo que hacen, tan grande, tan fuerte que es inspiradora y que nos enseñan a nosotros, los simples mortales, que sólo hay que soñar, creer en nuestros sueños, luchar por ellos y hacerlos realidad, para volvernos como ellos. Y no es que ellos no sean unos simples mortales, no, a lo que me refiero es a que aquel que ama lo que hace y trabaja en lo que ama, aquel que sueña y da la pelea por alcanzar sus metas, se sale del promedio y se convierte en eso que estoy tratando de resaltar, en seres muy especiales. Escuchen pues de mano de la protagonista, una historia de sueños cumplidos y sueños por cumplir, de una guerrera que se abre camino por la vida armada de ilusiones y pasión para lograr inspirarnos. Esta es la historia de la cocinera y profesora de cocina y de alimentación saludable Isabel Correa, de Isabel Cocina con Propósito.

02 con IsabelAhí tienen pues una de esas historias inspiradoras, de esas que me gusta traerles cada ocho días, para que se den cuenta de que lo único que se necesita en la vida es tener un propósito. Esta mujer incansable, divertida, inteligente, carismática y emprendedora está convencida de que todos debemos aprender a cocinar y a comer saludablemente para hacer de este mundo, uno mucho mejor, y saben qué, tiene toda la razón, porque de eso también depende que más personas sean felices. Síganla, síganme en las redes sociales y entérense de más actividades saludables, entretenidas y educativas alrededor de la buena cocina, todo porque yo sé que a todos nos gusta salir a comer, a viajar, a vivir.

Escucha el programa aquí:

 

 

01 SalíAComer a Venezuela“Genio y figura hasta la sepultura”, esa frase la usaba mi abuelita para referirse a esos rasgos de la personalidad de alguien, que le destacan y de los cuales no puede escapar ni aunque tratase de ocultarlos. Pues bien, uno de los míos es el de mi relación con la comida. Yo soy grandecito así que el hecho de que tenga una corporalidad abultada sumada a que me encanta hablar de comida, por supuesto hace deducir a cualquiera que me conozca que soy un comilón, es decir, que me gusta comer rico y en grandes cantidades. Y no…  no lo dude, porque eso es completamente cierto y esa es la razón principal por la cual existe este blog.

01 Tequeños

Pues bien, cuando llegué a Venezuela y comencé a conocer a todas esas personas maravillosas que hicieron parte de mi experiencia, por su puesto en nuestras conversaciones se hizo obvio el tema de la comida. Mi naturaleza preguntona atacó por todos los flancos con el ánimo de saber sobre la comida típica, las plazas de mercado, los restaurantes y ofertas gastronómicas, el concepto mismo de comer, si se hace solo, en familia, entre amigos, en pareja, sobre la comida del día a día, del mecato que en Puerto Ordaz es conocido como “bala fría”, mientras que en otras partes de Venezuela se le conoce como “pasapalos”, y pregunté muy especialmente por el concepto de comida callejera, porque andaba antojadísimo de un producto que a mi modo de ver, tenía inundada la ciudad. Para que se hagan una idea de a qué grado está ese producto presente en la vida de los guayaneses: es como si alguien viniera a Medellín y empezara a ver como en cada vitrina, en cada tienda, en cada esquina, hay empanadas. Allá en Venezuela, el producto que se merece esta comparación se llama: “Tequeño” que es un envuelto en masa frita y que por dentro trae en especial, queso, pero también dulce de guayaba, o pollo, o carnes frías, incluso vi unos “tequeños sofisticados” rellenos de carne de cangrejo. Voy a decir algo para que me entiendan más fácil pero que bien me podría estar haciendo merecedor de un “calvazo” de mi amigo Carlos Placencia, el alcahuete gastronómico que fue quien más me ilustró en ese ámbito en mi estancia en Puerto Ordaz, y estoy seguro de que a él no le gustaría mucho mi comparación, porque es muy diferente, pero que me parece válida a modo de ilustración. El tequeño a simple vista, parece un humilde palo de queso –aquí vendría el calvazo- pero no lo es, aunque te pongan mermeladas para disfrutarlo. La masa es diferente porque aunque es frita no es tan grasosa y el queso que trae por dentro es el queso guayanés, que como ya se los dije en un post anterior, es de allá y punto.

La anterior imagen de tequeños fue tomada prestada de la página: https://www.clasf.co.ve/pasapalos-mini-teque%C3%B1os-pastelitos-25-unid-en-venezuela-2897903/

En una de esas conversaciones con Carlos, no sé, tal vez al verme tan curioso y deseoso de saber más de su cultura y además, como yo finalmente en la Posada Merú tenía el desayuno cubierto, pero el almuerzo y la comida no, pues, a modo de solución me ofreció la oportunidad de matar dos pájaros de un solo tiro y se ofreció como guía y acompañante para llevarme a conocer un lugar que me gustó mucho y me impactó, al que se va a comer sólo comidas rápidas; y el nombre que tiene está que ni pintado pues me iba a llevar a conocer “La calle del hambre”.

02 SalíAComer a VenezuelaFuimos a mitad de la semana, un miércoles, así que asumo que los fines de semana este lugar ha de ser un completo hit. Don Marcelino, el señor encargado de transportarme por la ciudad, nos llevó a eso de las siete de la noche. El lugar queda en medio de un sector residencial, está rodeado por todos los flancos de urbanizaciones de todo tipo; a primera vista es un inmenso lote pavimentado del tamaño de una cuadra. No está encerrado por mallas ni nada que se le parezca, sólo lo enmarca la acera que lo circunda y eso sí, tiene un solo punto de entrada y de salida por la calle principal. En todo el marco interno hay ubicados una variopinta suerte de foodtrukcs con ofertas simples y complicadas. Al frente de cada propuesta hay un espacio bastante amplio destinado para mesas y sillas, muchas, no supe si lo que se pone al frente pertenece a cada puesto de comidas o eso está destinado por la administración del complejo, sin embargo al cálculo, asumo que al frente de cada carro restaurante hay entre veinte y treinta mesas plásticas con suficientes bancas para sentar a un batallón.

03 SalíAComer a VenezuelaImaginen pues un lugar como este del tamaño de una cuadra, cuyos bordes externos tienen foodtrucks con propuestas de hamburguesas, perros, sánduches, pollo frito, tequeños, comida tex mex, comida china, sushi, wafles, en fin, una segunda línea interna marcada por mesas y sillas para los comensales, la tercera línea es para la circulación de los vehículos en una sola dirección, y el centro del lugar está destinado para el parqueo. El concepto lo confieso no lo conocía, me gustó y según me contaron, no es sólo de esta ciudad, sino que “calles del hambre” en Venezuela, hay muchas… (por supuesto, estoy hablando del concepto).

Ese miércoles que me llevaron, el sitio estaba muy concurrido. Al llegar le quise dar una vuelta al lugar, a pie, para poder dimensionar todo. Como toda esta aventura comenzó conmigo preguntando por la comida típica y las costumbres de los lugareños, el sitio indicado para esta incursión gastronómica era por supuesto el foodtruck de sushi… — ¿Ya frunciste el ceño? Si no, es porque no estás prestando atención—. A ver, el puesto obvio era el que ofrecía la comida rápida típica venezolana: Sorry Fast Food, un foodtruck muy colorido, decorado con el tricolor amarillo, azul y rojo, pero no sólo de la bandera venezolana, sino también de la colombiana, porque el dueño es un paisano. Tuvimos que hacer fila y conseguir mesa luego, aunque no fue difícil, tampoco fue cuestión de escoger el lugar que más nos gustaba, si no el que más se acercara a nuestro gusto.

04 SalíAComer a VenezuelaEl menú ofrece unos treinta platos, aunque muchos son simples variaciones de otros, todos eso sí, reconocibles o medianamente reconocibles porque también en eso somos muy parecidos. Carlos quería que yo probara de todo y bueno, casi me mata porque si bien no fue todo, cosa por demás imposible, si se pidió lo más grande y bastantudo de todo.

Pagamos en la caja unos $20.000 BVs y a la mesa llegó:

05 SalíAComer a VenezuelaUna hamburguesa de carne de res y de pollo. Este “pequeños pedacitos de alegrías” como diría Apu el de los Simpsons, no era pequeña, tenía unos muy buenos pedazos de carne de res asada, ojo, en filete, no era molida y el de pollo era igual; muy bien condimentados y jugosos, venían metidas entre una deliciosa ensalada de repollo, zanahoria y piña, traía tomate en rodajas y por supuesto queso, pero rayado y un buen pan dorado con sus respectivas y características semillas de ajonjolí. Me la comí con ganas, estaba rica y era de buen tamaño, cosa que agradecí pero no tanto porque la hamburguesa —que no sé si debería llamarse así, o sí sería más apropiado llamarla sánduche— era apenas el aperitivo de esta experiencia.

El plato fuerte era un Pepito de 80 cms. Confieso que no conocía el concepto y sin embargo me es familiar, ya ustedes juzgarán. La base del producto es un pan alargado, como una baguette, te lo venden de 40 cms de 80 cms y hasta de un metro; está abierto por encima, como un perro y te ponen adentro una ENORME cantidad de cosas deliciosas. Carlos por supuesto pidió el más completo de todos que a la final, parecía una picada de carnes con ensalada y salsas metida en un pan. Traía carne de res, de cerdo y de pollo cortadas en trozos, cebolla blanca picada, tomate picado y lechuga, traía tocineta y salsas de combate…  estaba ¡de infarto! Literal y figurativamente hablando. Muy sabroso, en verdad os digo hijos míos, sin embargo, combinado con la hamburguesa quedé casi que de hospital. He de confesar que primero me comí sólo la mitad, por supuesto, compartí con mi anfitrión, no faltaba más, segundo, me lo comí todo con gusto, como di no me hubiera comido antes otra cosa, y tercero, que la sensación del pan no me pareció la correcta, porque es de corteza dura y me hacía sentir inseguro al dar el mordisco, me dio miedo al comerlo de que me lastimara las encías o el paladar.

174 SalíAComer PepitoEl banquete lo pasamos con té de dispensador, ya saben, por aquello de que hay que cuidar la línea, y con una bebida en la que Carlos insistió mucho que tenía que probar, es una bebida gaseosa nacional, esa que es característica de los venezolanos, mejor dicho, la que a ellos es, como la Colombiana a nosotros… No, y no es la Maltín Polar, que era la que yo pensaba que los representaba, la que me tomé se llama Frescolita, es roja, burbujeante y tiene un sabor muy parecido a la Kola Román que se toma en la costa caribe colombiana.06 SalíAComer a Venezuela

#SalíAComer a la #CalleDelHambre en Puerto Ordaz Venezuela, y prometo que esa experiencia se va a quedar en mi memoria hasta que esté viejito. Los sabores fueron muy pero muy buenos, el concepto del lugar me ha gustado y me impactó por el tamaño, pero en especial, me ha gustado porque ha sido mi primera experiencia de comida callejera internacional y como las primeras veces no se olvidan…  sin embargo la compañía que tuve también hizo de esta experiencia algo único, porque hice un amigo, Carlos Placencia, para toda la vida. Bueno, yo #Salí a Venezuela y tuve una deliciosa, llenadora y gastronómicamente alocada experiencia, ahora te toca a vos, salir a comer, a viajar, a vivir.

01 SalíADoñaLechonaLa comida típica colombiana es ¡Deliciosa!, los cocineros más imporantes del país afirman que nuestra cocina es probablemente más rica que la peruana o la mexicana y aún así, la desconocemos, nos apenamos de ella, no la exploramos y se nos está perdiendo. En la ciudad de Medellín hay varios lugares que le apuestan a lo que nos compone, a lo que nos pertenece, que se sienten orgullosos de llevar la comida de nuestro país al lugar que se merece. Todos los días invierten su energía, su pasión, su dinero en hacer que todos los colombianos nos sintamos orgullosos de lo que nos comemos, que quieren que los frijoles, el tamal, el quesito, la lechona, el pandequeso, la sopa de arroz, el chicharrón, en fin, que esas delicias que nos heredaron los abuelos, se planten con orgullo al frente del sushi, de la chimichanga, de un filet mignon y tenga el mismo gusto a gloria.  

93 JuevesDeSalí a Doña Lechona

En este programa tengo como invitados a los representantes de una de esas marcas que hincha el pecho todos los días al servir en sus mesas desde hace casi treinta años, los más deliciosos platos típicos de Colombia. En Doña Lechona del primer parque de Laureles, si bien se puede encontrar el comensal con la más sabrosa lechona tolimense, también puede disfrutar de platos típicos de diferentes regiones del país, preparados y servidos por manos expertas y sabias que entregan toda la pasión que tienen por su país y por su trabajo. Fríjoles, ajiacos, mondongos, carnes asadas, arepas, un buen aguardiente, han hecho que propios y extraños, nacionales y extranjeros se deliten y se lleven en la barriga llena y en el corazón contento, un pedazo de nuestra cultura. No te pierdas este programa y disfruta de las historias y buena energía que tienen para entregarnos Natalia, Marta, don Gilberto como representantes de la familia de esta marca, Doña Lechona. Antojate y decí Salí a Doña Lechona. 

Escucha el programa aquí:

 

 

01 SalíAViajar a CanaimaDesde que tenía ocho o nueve años, abrigué el sueño de conocer y mojarme en las aguas del salto más alto de todo el planeta. Lo vi en un libro de los Guinness Records mundiales y me prometí a mí mismo verlo con mis propios ojos. Unos treinta años después, le pude cumplir la promesa a ese niño y todo, gracias a una alegre coincidencia que cada vez se me parece menos a eso, y más a una jugada maestra del juego de ajedrez de Dios que es nuestras vidas.

Para finales del año 2015 me invitaron a un evento turístico en la ciudad de Pereira, estuve allí con un grupo de agentes de viajes, periodistas y blogueros para realizar un Famtrip, en el que tuve la fortuna de conocer a Marilyn Moscoso, una venzolana que tiene su agencia de turismo en Medellín y que ¡Oh coincidencia! Promueve, organiza y ejecuta, viajes a conocer el Parque Nacional Canaima, lugar que tiene como uno de sus principales atractivos “El Salto Ángel”. No necesité más señales, desde que la conocí, puse en marcha la realización de mi sueño. Un año después me estaba embarcando en un avión para Venezuela. La “Puerta al cielo” se llama Ciudad Guayana, así es conocida por ser el puerto al que se llega para salir a conocer los lugares más bellos del oriente venezolano.

02 SalíAViajar a Canaima posada MerúEn esta ciudad tuve algunos días de espera para poder viajar en avioneta al resguardo. Me hospedé en la Posada Merú, lugar que les recomiendo visitar si lo que quieren es ser tratados como si estuvieran en casa y disfrutar de la gastronomía local, hecha por las maravillosas manos de dos mujeres que gozan de la sabiduría y sazón ancestrales de estas tierras para cocinar.

(Para saber más sobre las aventuras y experiencias vividas en este viaje, lee más de este blog)

La aeronave que me llevó al Parque Nacional Canaima fue un Jetstream de dos hélices con capacidad para 20 pasajeros. El vuelo se tarda unos treinta y cinco minutos y se sobrevuela una selva tupida llena de ríos de todos los tamaños, y un cuerpo de agua inmenso que se tarda casi la mitad del tiempo sobrepasar que se llama el lago de Guri, que hace parte del proyecto hidroeléctrico de esta parte del país. Al llegar al parque a eso del mediodía, pasé por un control de la Guardia Nacional para revisar mi equipaje y por un puesto de los indígenas Pemones, nativos de la región, quienes tienen el control, derecho y reconocimiento de la protección y preservación del parque, para pagar un “impuesto” de $1.800 Bvs. y que para los extranjeros no latinoamericanos es de $2.000 Bvs. Allí me dieron la bienvenida y los representantes del campamento Excursiones Kavak me subieron a su transporte para llevare al complejo. Me instalaron en una habitación muy amplia con tres camas, baño independiente y un ventilador tipo “hélice de avioneta” para refrescarme del inclemente clima, cuyo servicio ensordecedor fue muy necesario y reconfortante. Cuando llegué estaba solo, no había ms huéspedes que yo, por tanto, esa tarde completa me la dieron para disfrutar a mi antojo y por mi cuenta, pues al día siguiente llegarían las personas que me acompañarían en mis aventuras en el parque.

03 SalíAViajar a CanaimaMe refresqué, me puse mi ropa de río y pasé al comedor para almorzar. Allí llegué a varias conclusiones importantes: la primera, que la comida que me dieron me era reconocida a un cien por cien, mi plato constaba de arroz, ensalada de tomate, lechuga, pepino y cebolla, carne de res, asada. La segunda conclusión es que a las personas de esta región les gusta comer mucho, porque las porciones eran realmente generosas. Otra conclusión es que el encargado de la cocina, sabe lo que hace, es un cocinero pemón que siempre estuvo pendiente de si me gustaba todo o de si quería más de algo; y la última y más importante conclusión es que yo tenía hambre, porque no dejé ni un granito siquiera. Lo que mejoró la experiencia sin duda alguna es que como estaba solo en el hotel, una empleada, la encargada de logística, se sentó conmigo a comer y me acompañó siempre sonriente, amable y me acogió desde ese momento, hasta que me fui, de una forma absolutamente entrañable, su nombre; Begonia Pinares.

04 SalíAViajar a CanaimaLuego de ese buen recibimiento, con la calma y paz que se siente en el alma cuando estás de vacaciones en un lugar remoto y natural, me fui a conocer los alrededores del lugar. Así que caminé y disfruté de la laguna Canaima con toda su exuberancia. Su agua proviene principalmente del río Caroní, y llega a la laguna descendiendo por una cantidad enorme de caídas de agua. El sapo, el sapito, el Hacha, Golondrinas, Salcantai y un sinfín más de las que apenas recuerdo el nombre. Las arenas de sus playas son de color salmón y siempre me llamó la atención esto. Por observación concluí, luego de caminar por los alrededores el porqué de este color. Verán el parque hace parte de un enorme monolito conocido como el macizo guayanés; por tanto, todo lo que ves es roca, lo tepuyes, el lecho del río, el suelo es de un tipo de roca que al erosionarse, se convierte en un polvo blanco grisáceo. Esa arena al tener contacto con el agua de los ríos, que es rojiza por los taninos producto de la descomposición de la materia vegetal, tiñen la arena y por eso se ve rosada. El efecto visual es absolutamente precioso. Caminé, me bañé, leí, escribí, escuché música y hasta dormí en la ribera del lago.

05 SalíAViajar a CanaimaAl día siguiente debía esperar a que llegaran mis supuestos compañeros de excursión; lo harían al igual que yo a eso de las once de la mañana, por tanto, luego de mi desayuno tenía un par de horas para recorrer el asentamiento y descubrir nuevos tesoros del lugar;  y así fue. Caminé a la parte más alta del asentamiento, hacia el lugar en el que queda el embarcadero en donde se inicia el remonte del río para llegar al Auyantepuy, el tepuy del Salto Ángel. Lo que me encontré fue un lugar en el que un fotógrafo profesional se enloquecería; para donde se mirara había un paisaje digno de una postal. A mí derecha el sol brillaba en un cielo azul profundo, las nubes blancas como de algodón, el río creaba un remanso en el que se reflejaba el cielo, la sabana en donde se filmó parte de Jurassic Park al fondo; el remanso se forma justo antes de violentarse gradualmente, en una caída escalonada hasta llegar a convertirse a unos pocos metros en el salto Saicaima, esa hermosa caída que se ve desde la playa de la laguna y que crea ese ambiente único y característico.

Los locales me contaron que cuando el río está más bajo, con un verano un poco más avanzado al día en el que estuve, se puede pasar por las piedras hasta un atrio natural desde el que se puede obtener una visión sin igual de la laguna y por supuesto de las caídas del agua. Subí un poco más hasta el embarcadero y logré un par de buenas fotografías de las curiaras. Estas embarcaciones son hechas de un solo tronco de árbol de laurel. Me contaron que son, han sido y seguirán siendo así, porque esta madera es la única lo suficientemente resistente para recibir los golpes del lecho rocoso del río al navegarlo. Han intentado llevar lanchas de otros materiales sintéticos, y ni siquiera el comprobado como el más resistente, ha logrado soportar un solo viaje completo.

131 SalíAViajar a Canaima

 

Regresé justo al medio día para almorzar y conocer a quien se convertiría en mi compañero de aventuras: Marco Pasini, un joven italiano de tan solo veintiséis años, cuya sed de aventura lo ha llevado a conocer unos cuarenta países del mundo. Marco salió de su natal Italia a los 14 años para hacerse profesional en administración de negocios turísticos en Canadá. Trabajó casi un año en una compañía turística encargada de crear planes exclusivamente de buceo en toda Latinoamérica, así que guiando a personas de todo el mundo, pero en especial europeos y medio orientales, se hizo un mapa mental de América Central y del Sur. Apenas hubo recolectado suficiente dinero, renunció y comenzó un viaje de seis meses primero en el norte de Italia en las Dolomitas, luego pasó a España y saltó de ahí al Caribe para recorrer Dominica, Martinica, Guyanas, Brasil y me lo vine a encontrar en Venezuela, donde planeaba conocer la Gran Sabana de Roraima, de ahí pasó a Canaima a conocer el Salto Ángel junto conmigo, y de ahí, se iría a conseguir un barco a Boa Vista Brasil, que lo llevaría por el río Amazonas hasta Iquitos Ecuador, pasando por supuesto por Leticia, Colombia, para luego ir a Quito, Montañitas, Bogotá, Santa Marta, Cartegena, Medellín, Turbo, de ahí pasar a Panamá, Guatemala, Nicaragua, México, sur de Estados Unidos y ahí sí, volver a Vancouver, Canadá, donde vive actualmente, con la idea de buscar un trabajo, que le dé de nuevo dinero suficiente para emprender su próxima aventura. Así ha conocido parte de Europa, Asia, Oceanía y Norteamérica.

06 SalíAViajar a Canaima

¡Qué gran filosofía de vida! Qué extraña – para mi mente latinoamericana- pero maravillosa forma de pensar y de ver la vida. Qué diferentes somos, qué rico sería ser así, bueno, haber sido así y haber comenzado hace veinte años a hacer lo mismo que él. Igual, allí estábamos, conociéndonos, preparándonos para esa gran aventura.

Los guías decidieron entonces que al haber llegado sólo uno de los tres turistas que estaban esperando esa tarde, pues no iríamos al Salto, sino que haríamos la excursión a la laguna y a los saltos que forma el río al caer a la laguna. Así pues que nos pidieron que nos cambiáramos para ir a navegar y para bañarnos en el río. A esta aventura se sumaron dos nuevos amigos que al igual que nosotros, eran los únicos que se encontraban en el hotel al cual llegaron, así que por logística los cuatro: una ciudadana francesa, un caraqueño, un italiano y un colombiano, seríamos el grupo para hacer las excursiones.

07 SalíAViajar a CanaimaEl Tour por los saltos es una actividad de ensueño pues te suben en una curirara y te llevan por la laguna a conocer esas impresionantes caídas de agua que tienen la capacidad de maravillarte de manera escalonada. Por ser la más cercana, obviamente la primera que ves es el salto Saicaima, que es la que ves desde la playa, pero que cobra otra dimensión completamente distinta al tenerla de frente, en especial cuando el lanchero enfrenta la curiara y se va contra la furiosa caída, que pareciera la boca espumosa de un monstruo gigante que te quiere tragar. Confieso que en varias ocasiones, si no fueron todas, tuve bastante miedo, pues te acercan tanto que tienen que girar de manera brusca, lo que me hizo sentir varias veces en las “perdedoras”. Justo al lado hay dos caídas más, muy parecidas en tamaño y caudal que son conocidas como Las Golondrinas y una más pequeña llamada Wadaima.

Después nos llevaron a una isla rocosa para caminar por unos veinte minutos en ascenso, con el fin de llegar al Salto Sapo (Poporá vená o Poporá Merú) Alex, el guía me explicó que merú o vená significa “salto” y su pronunciación depende de la región Pemón que venga, pues algunas palabras varían en su lenguaje dependiendo de la tribu que venga.

08 SalíAViajar a CanaimaEl salto Sapo es hermoso, incluso en épocas de verano pues así se puede apreciar la increíble estructura que sustenta a una cascada tan poderosa en invierno, que incluso, ya sea por la impresión o por la imposibilidad de respirar normalmente por la enorme cantidad de agua que flota en partículas en el ambiente, muchas personas deciden no pasar por el corredor natural que se forma por debajo, o simplemente, se les olvida respirar y se desmayan. El tour consiste en pasar por debajo de la caída por un corredor natural y luego subir hasta el salto El Sapito para disfrutar de un refrescante baño en un pozo natural ideal para este fin. Luego por estar en verano, puedes caminar justo por encima del poporá merú. La belleza del paisaje es literalmente de otro planeta. El leco del río es de piedra maciza negra; el agua se encargado de pulirla con el paso de los siglos de tal forma que parece la superficie de marte o algo así. En serio, me maravilló la caprichosa manera en la que se ven las capas de roca, pues parecen piedras planas, de esas perfectas para jugar “sapitos” en la superficie del agua; se ven como si estuvieran ordenadas una sobre la otra, como para lanzarlas en orden, eso sí, hecho por un gigante, porque cada loseta es del tamaño de un carro y debe pesar el doble de lo que pesa una camioneta.

144 SalíAViajar a CanaimaPara completar el paseo nos llevan en la curiara al salto Wakú merú o Salto Hacha, que tiene más o menos las mismas características del Sapo, sólo que esta caída tiene agua incluso en las épocas más secas, pues queda en más directa en el curso del río, mientras que el Sapo y el Sapito quedan en un recodo. Los guías turísticos tienen un dicho que aplicó para nosotros en esta época: “en verano, el Hacha, salva al Sapo”.

09 SalíAViajar a CanaimaLo que puedo decir para resumir la experiencia es que, en este lugar pude tomar las fotografías más “bacanas” de todo el viaje. Si así se ve en temporada seca, no me puedo imaginar cómo es en invierno con el caudal a máxima potencia. El sendero que se forma detrás de la cortina de agua parece hecho por humanos, y la verdad es completamente natural. Sólo se le han puesto unos pasamanos para disminuir la peligrosidad de una caída por lo resbaloso de las piedras. Aquí quiero hacer notar algo: las fotografías en este lugar, hay que tomarlas de tal forma que no se te vean los pies, porque todo el mundo tiene puestos calcetines o medias, y bueno, una mujer o un hombre, por atléticos y bellos que sean, por más costoso y bien diseñado que sea el traje de baño, pues bueno, no se ve muy estético que digamos con medias. La razón, es que estas prendas de vestir se hacen indispensables pues aumentan el coeficiente de fricción. Esta inteligente medida no la había visto en ninguna otra parte, fue la solución que encontraron los nativos para disminuir el número de caídas y cabezas rotas que se pueden presentar.

Agua, viento, sal, nuevos amigos de otras partes del mundo, aventura, estar en otro país y la satisfacción personal de sentir que había tomado la mejor decisión de mi vida al realizar este viaje a cumplir mi sueño de conocer al Salto Ángel, expedición que me esperaba al siguiente día, me da la potestad para decir: Salí a cumplir mi sueño, de salto en salto; ahora te toca vos, salir a comer, a viajar, a vivir.

 

Si quieres ver el video de mi experiencia en esta excursión, sígue este link:

https://www.youtube.com/watch?v=1_YcHIJVwGY

 

03 Salí con el JitomateNo les ha pasado alguna vez que una idea les estalla en la cabeza y comienza a rondarles y a aparecerse una y otra vez cuando menos te lo esperas escondida en cualquier otro pensamiento, hasta el punto de convertirse en una obsesión. Es muy extraño pero cuando eso pasa, pareciera que algo o alguien nos susurrara al oído que ha llegado la hora de cumplir con el destino. Claro, hay ideas de ideas, unas buenas, otras no tanto, pero a lo que me refiero es a aquellas que desde muy adentro del corazón, sabemos que de una forma u otra, nos va a cambiar la vida. Las de este tipo no son muy comunes, se aparecen en nuestras vidas pocas veces, las suficientes como para partir nuestras historias en dos, antes y después de realizarlas. No importa su naturaleza, pueden ser de cualquier tipo, como querer estudiar o aprender algo, irse a viajar a un lugar específico, pedirle a alguien que salga con uno, pedirle a ese alguien especial que pase el resto de su vida contigo, querer tener un hijo, comprar una propiedad, cambiar de ciudad o de país para vivir, iniciar una idea de negocio, en fin. Todos hemos tenido esa sensación alguna vez de querer, de necesitar darle un giro a nuestras vidas; tener la idea es normal, tomar la decisión de realizarla es una cosa, pero invertir energía y tiempo en hacerlas realidad ya implica mil cosas más. No todas las ideas que tenemos de este tipo obtienen de nuestra parte toda la atención que se merecen o necesitan, pero aquellas que logran traspasar ese umbral de ser una simple idea y convertirse en un plan requieren de un motor especial que las impulse, de un combustible más poderoso que el de un cohete.

04 Salí con el JitomateLas buenas ideas cambian al mundo y a ese tipo de ideas es a las que le apostamos en Salí. Cada una de las personas que ha pasado por el programa tienen en común eso, una idea que ha cambiado sus vidas y por ahí derecho la de un sinnúmero de personas más. Este programa por supuesto no es la excepción, porque el invitado es el claro ejemplo de esto que les digo.  Él y sus hermanos un día cualquiera compartieron una idea a la que juntos decidieron impulsar con el objetivo de cambiar sus vidas, de darle un giro radical a sus historias; Ingenieros y administradores de profesión, tomaron la decisión sin más de sumergirse en el mundo de la restauración; con una disciplina férrea y una convicción sin igual, combinadas con la persistencia y un golpe de suerte, que no se debe llamar así, pues cuando tienes una idea de este tipo, en realidad se llama oportunidad, hoy en día su idea se ha hecho realidad y está funcionando muy, pero muy bien. Si quieres saber más sobre esta historia, no te despegues, pues te vamos a contar cómo nació y está creciendo dia a día, el Jitomate, un restaurante de comida Texmex ubicado en Mercado del Río, el nuevo mercado gastronómico de la ciudad, y de cómo esa idea pasó de ser sólo eso, a satisfacer hasta a ciento cincuenta personas en un solo día, con sus deliciosos platos. Quedáte ahí y Salí al Jitomate.

 

Maridaje 2016

07 Salí a MaridajeMedellín poco a poco, día a día, como ciudad, logra gracias al trabajo constante y la pujanza de su gente, que el mundo se fije con más regularidad e insistencia en ella por diferentes motivos. Cada vez hay más y más razones para que personas de otras partes del mundo quieran venir a conocerla; nos estamos ganando un puesto entre las ciudades más reconocidas por cosas positivas por fin y no por nuestro pasado. Eventos, ferias, festivales internacionales se realizan con más frecuencia y fuerza aquí, en la capital de la montaña. Maridaje es una de ellas, una feria gastronómica en la que poco a poco se está logrando que otros países quieran venir a hacer parte de ella, una iniciativa llena de olores y sabores que cautiva tanto a propios como a extraños por su deliciosa e innovadora propuesta de poner bajo un mismo techo, al paraíso terrenal de los sibaritas. Este año va a estar como nunca y no mucho mejor que la que se viene para el año entrante, porque es que esta feria es como los vinos, mejora cada año. Me invitaron al lanzamiento oficial de Maridaje 2016 y me mostraron por qué, entre amigos y sabores, Juntos es mejor.

01 Salí con el JitomateEste programa ha demostrado mi punto de vista, las buenas ideas transforman tu vida, transforman el mundo, es por eso que necesitamos a más personas con buenas ideas, con iniciativa para transformar el mundo y hacerlo mejor. Claudio Duque y su familia le apostó a su idea de hacer felices a las personas a través de su restaurante el Jitomate y miren, todos los días obtienen más sonrisas de satisfacción como recompensa a esa disciplina y su tesón por conquistar eso que tanto soñaron. Maridaje, la feria Gastronómica por otro lado, es una gran idea que ha logrado que la ciudad y el país entero esté apareciendo en el mapa como un destino al que se puede venir a disfrutar de lo mejor que hay en la vida, la buena comida y la buena bebida. Dos grandes ideas, dos excelentes oportunidades para hacer lo que más nos gusta en este programa; Salir a comer, a viajar, a vivir.

 

Escucha el programa aquí: 

 

 

 

 

11042993 955996041092320 1539670955208756237 nUna de mis pasiones y eso lo saben quiénes me conocen, es la publicidad y el mundo del mercadeo. Durante los años que he sido profesor de estos temas en la universidad, mientras más les hablo a mis alumnos de temas relacionados con la persuasión y la influencia programada de los consumidores a través de las herramientas del neuromarketing, mientras más me adentro en este mundo de las funciones cerebrales relacionadas a la toma de decisiones de consumo, más ganas me da de sumergirme y saber más. Cómo este es un tema que me apasiona, y eso se refleja cada vez que abordo el tema en clase, pues bueno, iniciaré una serie de artículos en mi blog en los que compartiré algunos análisis, tips y consejos, basados en esos temas tan deliciosamente interesantes que nos da esta nueva “ciencia” de las ventas.

Los publicistas nos estamos volviendo cada vez más “peligrosos” porque estamos descubriendo gracias a la neurociencia, que el cerebro humano es más “irracional” de lo que parece, en especial, a la hora de consumir. No importa el tema, el artículo, el servicio, o ni siquiera la necesidad o el costo de lo que compramos, cuando compramos, o cuando consumimos, por lo general, no sabemos siquiera el por qué lo hacemos. La clave entonces es ser consciente de qué es lo que quieres que haga tu cliente o prospecto de cliente, saber que el cerebro toma decisiones sin pensarlo mucho, y saber cuáles son las técnicas que se pueden usar para lograr que esas decisiones se tomen a favor de tu marca.

A principios de los años cincuenta un médico neurocientífico llamado Paul Mc Lean propuso una teoría en la que dividía al cerebro humano en tres: el cerebro reptil, heredado de aquella época en la que nos arrastramos por el suelo como reptiles, este es pequeño y está al fondo, bien guardadito; se encarga de las funciones vitales, respirar, movernos, el instinto de supervivencia, en fin. Al cerebro reptil lo envuelve el límbico; este cerebro es el que cuenta con mayor capacidad de almacenaje de información de los tres, y es el que se encarga de las emociones; de la memoria de tipo asociativa; nos recuerda por ejemplo a alguien o a una situación especial que nos sucedió diez o quince años atrás, sólo al percibir un olor específico o escuchar un sonido. Por lo general, este es el cerebro más desarrollado en las mujeres, ¿ya van entendiendo por qué ellas son capaces de recordarle a la pareja, el día y la hora exacta en la que se le olvidó bajar la tapa del inodoro en la casa de los suegros? Y por último está el cerebro que rodea al límbico, que es conocido como el córtex, que es el que se encarga de la información racional, esa que nos hace reconocernos al mirarnos en un espejo; es el que gestiona los procesos complejos para entendernos como individuos y para interpretar el universo; es el que nos hace realizarnos esa preguntica maravillosa de  ¿y yo para qué diablos estoy aquí?

TeoriadelCerebroTriple

Fotografía tomada de:

 http://educandoeldespertar.blogspot.com.co/2016/03/el-cerebro-emocional-en-los-ninos.html

 

Por mucho tiempo hemos creído que los hombres a la hora de comprar somos más racionales, por eso nos venden un carro haciendo alusión a la cantidad de válvulas que tiene o el tiempo que le tarda en llegar de cero a cien, o que las mujeres reaccionan por el vínculo emocional que les puede generar el mensaje, por eso se usan bebés con ojos grandes, u otras mujeres envidiosas de la belleza o prestigio que les agregará el uso de la marca. Sin embargo a la hora de comprar o consumir, el que manda es el cerebro básico, el que no piensa, el que no siente, el reptil.

¿Entonces hemos estado equivocados todo el tiempo al hacer este tipo de publicidad? No, en realidad no, en lo que hemos estado errados es en la selección del tipo de mensaje con el cuál cerramos el ciclo del mensaje publicitario y la venta. ¿Eso qué significa? Pues bien, que hay que cumplir con un ciclo que tiene tres momentos y cada momento está relacionado con uno de los tres cerebros.

Momento uno: Llamar la atención; en eso somos unos magos, y aquí funciona eso que ya sabemos, mensajes racionales para el hombre, emocionales para la mujer, ¡Hola cerebro! Aquí está lo que te gusta.

Momento dos: Apelar a la emoción, pero atención, te podrías preguntar, ¿Pero si el hombre es racional? ¿Y la mujer, no es emocional?¿No apelamos a la emoción ya? Pues sí y sí, pero en este caso lo que debes buscar es un vínculo emocional con la marca: si le hablaste al hombre del poder del motor del vehículo, luego le harás un vínculo emocional con el aventurero que habita en él; a la mujer, le mostrarás los ojos azules y brillantes de un bebé, y luego le dices que va a ser la mejor mamá del mundo.

Momento tres: Ahora vamos a cerrar el ciclo atacando al cerebro que toma la decisión de comprar o de consumir. Todo producto o servicio apunta a una necesidad básica primaria, y es a esa a la que debemos apelar para cerrar el ciclo: Comer, beber, sobrevivir, reproducirse, pertenecer a una tribu…  por eso al hombre que le vendes el automóvil, le vas a hacer sentir que con ese vehículo podrás atraer más hembras para poderse reproducir, y a la mujer le vas a decir que su progenie, que sus genes van a sobrevivir en su bebé bien cuidado.

992995 10151832855443701 1085290521 nEl trabajo que debe hacer entonces el publicista, el mercadólogo, el vendedor, es identificar pues cuál es llamado al instinto básico que puede hacer el producto, bien o servicio para el que está trabajando y tocar adecuadamente los tres cerebros de su prospecto de tal forma que al final, sienta el llamado a comprar o consumir casi sin darse cuenta. Como todo en el mercadeo, por supuesto obedece a la realización de un plan concienzudo, con metodología y coordinación, y con un tiempo de exposición adecuado para lograr el resultado buscado.

El mercadeo de contenidos digitales por ejemplo, requiere de una presencia casi invisible para los sentidos del prospecto, para que al momento del ataque final, en un medio masivo o en el punto de venta, haya una familiaridad, un vínculo emocional con la marca. Por eso uno de los trucos que recomiendo a los clientes que asesoro en mercadeo, es que sean agresivo-pasivos en las redes sociales, enviando mensajes coordinados y planeados que se claven en el cerebro racional o límbico y que luego materializarán consumiendo.

calendario marketing colombia

La mejor forma de realizar esta estrategia es por supuesto, luego de conocer muy bien a tu púbico objetivo, comenzar a enviar mensajes puntualizados en momentos que puedan ser especiales para ellos, como por ejemplo, fechas particulares en las que se celebre el día de una profesión, una conmemoración mundial como el día de la mujer, en fin. Cuando tu marca felicita o le recuerda felicitar a una persona importante en su vida a un prospecto de cliente, créanme que un vínculo consciente o inconsciente se genera por ahí, y a la hora de tomar una decisión de consumo o de compra, este tipo de acciones, pesará y hará que la balanza, se incline hacia tu marca.

Les dejo entonces un calendario que me encontré en uno de esos interesantísimos blogs de mercadeo que suelo consultar y que les recomiendo seguir para ahondar en conceptos que puedes usar para apoyar tu trabajo de construcción de marca: Organiza tu plan de mercadeo como yo con MDirector:

https://www.mdirector.com/marketing-digital/calendario-2017-de-fechas-importantes-para-tu-plan-de-marketing-en-colombia.html

Ahí te dejo pues una herramienta para comenzar a utilizar y abordar a tus prospectos desde un punto casi ciego para él. Su cerebro reptiliano. Publicista que conozca este tipo de herramientas, es más efectivo, es ¡peligroso! Y va a ser amado por sus clientes, mejor dicho, va a tener trabajo para siempre.

¿Notaste que acabo de atacar tu cerebro reptiliano?

Saturday, 25 February 2017 22:53

SALÍ CON TODO EL GUSTO - CON LORENZO VILLEGAS

01 Salí con Lorenzo VillegasEl periodismo en Colombia ha sido considerado por muchos años como una de las profesiones más peligrosas para ejercer. Las estadísticas no mienten, y como  el 76% de las personas no cree en las estadísticas entonces no vamos a hablar de eso. Decir la verdad, investigar personajes o situaciones escabrosas o comprometedoras es pa machos. El que estudia periodismo en Colombia o está loquito, o es un prospecto de héroe. Muchos piensan que esa profesión es muy glamurosa porque creen que es salir en televisión o en radio y hacerse reconocido, pero la verdad es otra, los periodistas tienen una responsabilidad inmensa sobre sus hombros; y es la de dar a conocer los hechos de las cosas, informar a la comunidad para cumplir con el sagrado derecho que todos tenemos de saber la verdad, de informarnos, de construirnos una opinión para no dejarnos meter los dedos en la boca. Alguna vez me tocó pararme en la vida a pensar qué quería estudiar, tengo tíos contadores, mi papá es diseñador gráfico, otros tíos son economistas, administradores de empresa y uno, es periodista…  cuando me puse a analizar las opciones más cercanas, pasé por todas estas que les cuento y les confieso que la última en la que pensé, fue en la de ser periodista, preferí estudiar una cosa que no tienen absolutamente nada que ver con mi forma de ser y de pensar, contaduría pública, en la cual duré dos años para luego correr hacia los brazos de la publicidad.  Hoy, cuando miro en retrospectiva, me doy cuenta de que descarté el periodismo por miedo, por desconocimiento, porque hay un par de cosas del periodismo que me encantan y que pude haber convertido en mi vida, y es que también se puede ser periodista viajero y periodista gastronómico… 

04 Salí con Lorenzo VillegasCuánto me hubiera ahorrado de camino si hubiera pensado cuando me presenté a estudiar a la Universidad…  no me estoy quejando, y créanme, amo lo que soy y el camino que recorrí es lo que me ha llevado hasta donde estoy, es sólo que hoy tengo una respuesta que al Andrés de esa época, le hubiera gustado escuchar. Esta introducción es para contarles que tuve el honor de traer a Salí a un personaje del periodismo gastronómico de la ciudad que se ha destacado por su estilo, por su gusto, o mejor dicho, por su buen gusto por la comida y los sabores propios y que ha hecho de esta profesión, un gozo constante, no sólo por lo rico que descubre en los peroles y sartenes de diferentes lugares de la ciudad, del país y del mundo, sino porque se goza su papel de informar tanto a propios como extraños, de eso que nos construye como cultura. Este programa: Salí Con todo el Gusto, o mejor dicho, con Lorenzo Villegas, el creador del programa Con todo el gusto y Colombia a la carta.

05 Salí con Lorenzo VillegasCuando se elige un camino, por lo general se tienen referencias de tope de personas o lugares a los que se quiere llegar en la vida; se establecen relaciones de aprecio e incluso de metas a las que se quiere llegar, tomando personajes que te sirvan de ejemplo. Yo tuve la oportunidad de tener en este programa a una de esas personas que admiro por lo que hace en el campo en el que yo elegí moverme también. Lorenzo Villegas es uno de esos periodistas gastronómicos que todo aquel que se mueva en este mundo en la ciudad, debe de conocer o de tener algún contacto con él, y no porque sea un personaje muy importante, no, sino porque su trabajo es reconocido, porque lo que hace, lo hace bien. Para mí fue un orgullo tenerlo en Salí, espero que para ustedes haya sido un placer y un descubrimiento como lo fue para mí. Gracias a Lorenzo por Salir en Salí. Gracias a ustedes por hacer parte de esta familia.

Escucha el programa aquí:

 

Saturday, 18 February 2017 00:28

SALÍ A COCINAR CON ESENCIA

02 SalíACocinar con esenciaEl mundo es de quienes se arriesgan, de quienes hacen. Yo lo he dicho muchas veces aquí en el programa y en mi blog www.sali.com.co me encanta la gente que hace, que construye, que aporta. Por eso cada ocho días traigo al programa a personas que todos los días de su vida hacen algo para hacer que este planeta sea mejor. Hoy me acompaña en cabina una mujer que tiene muy claro que es lo que le gusta en la vida y cómo hacer para que eso que le gusta se combine perfectamente con lo que es su vida diaria. A aquellos que nos gusta cocinar, que somos inquietos por el mundo de la gastronomía nos gusta estar aprendiendo nuevas cosas en cuanto a sabores, técnicas de cocina, culturas gastronómicas y lugares, no a todos pero a la mayoría de los que amamos la buena comida, nos pica el bichito de aprender a cocinar; por eso nos aventuramos en la cocina y en medio de nuestra necesidad de satisfacer la curiosidad, buscamos a alguien que nos enseñe algo nuevo: las abuelas, la mamá, un amigo, un maestro, un libro o en internet. Pues bien, Diana Arroyave, mi invitada de hoy es una apasionada por la gastronomía, es una joven mamá a la que le encanta cocinar y que por ese afán de hacer comidas nutritivas y deliciosas para su bebé y su esposo, un buen día se metió de lleno a la investigación de nuevos sabores y se dio cuenta de que además quería y podía complementar la información que encontraba construyendo la suya propia. Así pues que comenzó su propio blog para contarle al mundo lo que significa ser mamá y hoy en día es una reconocida mamá bloguera que le propone a otras mamás, temas interesantes alrededor de ese mundo de la maternidad.

01 SalíACocinar con esenciaComo la alimentación es una de las inquietudes más importantes, Diana comenzó a investigar y compartir información de este tipo, y así fue como encontró un portal llamado Cookpad, en el que se ha dedicado por un buen tiempo a publicar sus recetas, y en el que se ha ganado un importante lugar en esa comunidad, pues es la colombiana que más nutre el sitio en todo el país. Por esto, llegó a ser la Community Manager de la página de Colombia. Es tan interesante esta mujer que la quise traer al programa para que nos cuente sobre este camino que está recorriendo en el mundo de los blogs y las recetas, Diana Arroyave, conocida como la madre esencia esta en Salí a cocinar con esencia.

04 SalíACocinar con esenciaHacer, construir, esa es la clave para que este mundo sea mucho mejor cada día. Si tienes una pasión, un gusto, has que tu vida gire en torno a eso hasta el punto que eso sea tu vida, aquel que trabaja en lo que le gusta, no estará desempleado nunca. Miren este ejemplo que les traje al programa hoy, una mujer soñadora, de armas tomar, que tiene claro qué es lo que le apasiona, lo que le gusta y lo que es, una mamá bloguera a la que le encanta cocinar y entonces su vida gira entorno a esas cosas que la apasionan y por tanto es una mujer feliz. Yo quiero que todos seamos felices, con personas felices siempre habrá paz y habrá de qué conversar en este programa. Gracias a Diana por aceptar la invitación y salir en Salí, Gracias a ustedes por el apoyo para seguir construyendo, haciendo lo que me gusta, esto fue Salí a cocinar con esencia.

Escucha el programa aquí:

 

 

01 JuevesDeSalí a cocinar con propósitoUn propósito es lo único que se necesita en la vida para marcar una ruta y llegar a algún lugar. Imagínense estar a la deriva en el mar, en una canoa, con remos, y todo el equipamiento necesario para vivir, y miras al horizonte y no ves nada más que agua. ¿Para dónde remamos? Ahora, imagina esa misma situación pero con una Isla en alguna parte. No importa qué tan lejana esté, ese pequeño pedazo de tierra, es lo que marcaría el rumbo y es hacia dónde hay que remar, por difícil y duro que sea. Esta analogía que escuché alguna vez por ahí, que es muy bella por demás, en teoría, se puede aplicar para muchas cosas, grandes y pequeñas. La vida por supuesto en general, en la que tu propósito tiene que ser tan poderoso como para que valga la pena vivir, respirar, sacarle gusto a cada día y cumplir con tu misión en este planeta. Pero es que también se puede cumplir en pequeñas cosas de la vida diaria, eso también puede hacer que todo sea más interesante, tenga más sabor y sea más disfrutable. A la final, sumar varios propósitos de diferentes áreas de tu vida, termina haciendo que seas más rico en todos los aspectos. Se preguntarán por qué ando tan trascendental, pues bien, es que el concepto del programa de hoy está que ni pintado porque he conocido a alguien que tiene un proyecto de vida espectacular y que tiene un nombre, a mi parecer, precioso, la persona de la que les hablo se llama Isabel y su empresa se llama Cocinar con un propósito.

03 JuevesDeSalí a cocinar con propósitoPor obvias razones entenderán que el concepto de su visión tiene que ir más allá que el de la lógica alimentación, cocinar con un propósito promueve algo más profundo pues Isabel quiere que además de comer, y de hacerlo bien, sanamente, aprendamos, profundicemos nuestros conocimientos acerca de lo que nos comemos. Ella es vegetariana y no lo ha sido siempre, por tanto, se ha dado cuenta en su proceso que la mayoría de las personas miran el vegetarianismo desde una ignorancia atrevida que juzga sin tener muchos conocimientos, incluso con algunos dejos de intolerancia y según si visión, lo que falta es en realidad información. Así pues que haciendo uso de sus conocimientos en comunicación y combinándolos con otros que adquirió luego y que ama, que son gastronómicos, hoy existe Cocinar con un propósito, que es un programa en el que le enseña a personas del común, vegetarianas o no, a cocinar platos vegetarianos, deliciosos sin necesidad de apostolizar, simplemente desde la posición de informar y enseñar a comer rico sin necesidad de consumir proteínas animales. En ese camino, se encontró con otro ser maravilloso que me sirve de ejemplo perfecto para el tema del propósito, Catherine Pinot es pues es una mujer belga, que algún día se casó con un paisa y decidió, sin más que su camino en la vida no eran los números ni los negocios bancarios a los que se dedicaba en su natal Bélgica, sino, enseñar a cocinar en Medellín. De eso hace unos 12 años y hoy Sucréz Saléz, es una de las escuelas de cocina más sonadas en la ciudad, en la que miles de personas han tenido la oportunidad de aprender sobre la cocina clásica europea, pero también sobre técnicas y gastronomías de todas partes del mundo… incluso la vegetariana y ahí es donde se unen este par de historias que vamos a escuchar hoy en el programa, así que no se  muevan porque en este programa Salí a cocinar con propósito en Sucréz Salez.

07 JuevesDeSalí a cocinar con propósitoIsabel y Catherine me han dejado maravillado con sus filosofías de vida, con sus proyectos, con sus propósitos en la vida. Me han servido de ejemplo para demostrar esto que trato de hacer con cada programa de radio o publicación en mi blog… la vida hay que salir a disfrutarla, desde lo más simple hasta lo más complejo. Comer, viajar, vivir tiene que ser un propósito para que haya más personas felices, y eso significará siempre, que el mundo va a ser un mejor lugar. Gracias a ellas por aceptar la invitación, ahora ya saben de un lugar especial en la ciudad  para ir a cocinar, para ir a tomar el algo, para conocer más sobre la comida, para aprender cocinar con un propósito.

Escucha el programa aquí:

 

 

Tuesday, 31 January 2017 22:54

SALÍ A TOMARME UN MOJITO

03 JuevesDeSali MojitoMi Dilecto Facundo Cabral me enseñó muchas cosas en sus canciones, y una de las que más me acuerdo es esa que dice que hay que desconfiar de aquel ser humano al que no le gusta la música… bueno, él no lo decía de esa manera, decía que había que desconfiar de aquel que no tuviera alguna alegría que cantar, pero la interpretación que le doy no es del todo incorrecta, es más, le voy a sumar otra que tiene más o menos relación, es una frase que dice que Dios cuida al hombre que trabaja, pero que ama a aquel que canta. Miren pues que la interpretación que le doy se puede ajustar, pues finalmente señala que los seres humanos buenos, los felices, cantan y bailan su felicidad y su bondad. Yo voy a confesar algo, a mí no me gusta mucho bailar… por lo menos no en frente de otras personas, yo hago el ridículo solito, con otros, ¡Nanay cucas pelao! A lo que quiero llegar es a que la música es una de esas cosas que tiende a ser común a todos los seres humanos. A todos nos gusta algún tipo de música es más, me atrevo a asegurar que nos gustan muchos géneros y que los disfrutamos dependiendo de la situación, la compañía, el lugar en el que la escuchamos, en fin. Los latinos por ser latinos, por tener esta mezcla tan ardiente en las venas, tenemos una afinidad especial, que conste que este atrevimiento es un pensamiento muy propio, por la música afrocaribeña. Es decir, toda esa música que tiene tambores, que tiene ese sabor caribeño nos gusta, nos llama la atención, nos pone “gozones”, nos invita a la fiesta. No quiero generalizar por supuesto, pero es que precisamente por eso nos caracterizamos y nos distinguen en el mundo. Ese tipo de música cuando empieza a sonar, como que te hace mover los hombros al menos, si no es que te pone a mover los pies. Llámenle salsa, merengue, cumbia, porro, vallenato, Merengue House, bachata, regae, reguetón, danzón, son, en fin, te aviva una llamita que está por allá en el fondo y te hace poner alegrón. Aunque conozco a más de uno más montañero que yo que tiene el ritmo en los pantalones que tiene colgados en el closet, que tiene más cadencia una nevera coja que ellos, soy capaz de asegurar que aún así le ganan a un gringo o a un europeo en un torneo de baile.

02 JuevesDeSali MojitoSí, bailar al son de una música gozona, al menos palmotear y mover los hombros y decir Gûe, gùe, guè, hace parte de nosotros como cultura y por eso quise hacer un programa como el que les traigo hoy, desde hace rato estaba antojado de antojarlos a ustedes, seguidores de Salí de mover los hombros, de gozársela con un género musical que logra en muchos de nosotros, eso de lo que estoy hablando. Mis invitados de hoy trabajan en un lugar que evidencia ese sabor latino todos los días, siempre tienen las puertas abiertas para aquellos que se sienten identificados con la salsa, el son cubano, el danzón, el guaguancó, los timbales, los cueros, la guaracha… y con aquellos tal vez no se sientan tan identificados, pero que quieren pegarse su buena bailada una noche cualquiera. No se muevan de ahí, porque lo que les traigo es…  ¡AZUCAAAAAAA!… hoy, Salí a mover el esqueleto en Mojito, salsa guaracha y son.

01 JuevesDeSali MojitoCantar, bailar, tomarse un buen cóctel, estar con amigos, escuchar buena música es la invitación que te tenemos esta semana en Salí. Mojito salsa, guaracha y son, es uno de esos lugares en los que te van a hacer sentir que sos latino hasta los tuétanos, te van a poner a gozá como dicen en esas tierras. No sabés bailar, no importa, no sabés cantar, menos, la idea es que te disfrutés un buen momento en compañía o solo con lo mejor de la música afrocaribeña. Ahí tenés la invitación, esta vida es sólo una y por eso hay que disfrtar, como decía mi abuela, a mi nadie, ni la muerte, me va a poder quitar lo viajado, lo comido y lo bailado: Salí a comer, a viajar, a vivir la vida con Mojito.

Escucha el programa aquí:

 

Ultimas salidas

  • SALÍ a Viajar a Perú y México
    Colombia parece se está despertando de un largo sueño en el que no veía su potencial como destino turístico. Pasamos muchos años y aún nos faltan muchos más para ser totalmente conscientes de todo eso que somos y tenemos, de lo que debemos sentirnos orgullosos y que podemos mostrarle al…
    Written on Saturday, 13 January 2018 23:36 in Salí en radio Read 47 times
  • DIATRIBA A MI ÚLTIMA DECEPCIÓN GASTRONÓMICA - SALÍ A VIVIR
    Esta es la "arepa" de la discordia Sí, todo al empezar el año SUBE. Varias sorpresitas llegaron con el cambio en el calendario: el Soat del carro quedó por las nubes, la gasolina subió otros 135 pesos por galón, los peajes también llevaron “su subienda”, el arriendo ni se diga,…
    Written on Friday, 12 January 2018 18:41 in Salí a vivir Read 103 times

Paute con Salí