Seguínos

  salidaacomer

  catandocervezas

  Facebook

  Twitter

  Youtube

  Google +

  Instagram

  Pinterest

Saturday, 30 July 2016 18:19

#SALÍAVIAJAR AL SALTO ANGEL, VENEZUELA

Written by

01 SalíAViajar al Salto AngelHace algunos años me conmoví profundamente con una película animada de Disney llamada UP, y sí, aunque la historia es muy linda, Carl y Rush son dos personajes hermosos y Dug, el perro, es una cosita hermosa que me gustaría que existiera de verdad, o bueno, al menos el collar que traduce a palabras humanas lo que quiere decir, que me lo sueño para Gertrudis y Jacobo, mis dos hijos peluditos; una de las cosas que más me llamó la atención y me tocó en lo profundo del alma, es que la meta final de Carl era llevarse su casa, volando con miles de globitos de colores, hasta las cascadas Paraiso, ¿y saben qué? 

02 SalíAViajar al Salto Angel

Ese sueño lo comparto con estos personajes de ficción, hasta el más mínimo detalle, porque las “Paradise Falls” de la película son la representación animada de una de las maravillas naturales del mundo, una caída de agua que tiene casi un kilómetro de altura que descubrí cuando era pequeño, y que me hizo soñar con conocerlo algún día. Me lo prometí, me lo juré a mí mismo, tendría unos ocho o nueve años cuando leí sobre ellas. Se llaman en realidad Salto Ángel, así le pusieron en el siglo XX cuando fue descubierta por un Norteamericano de apellido Ángel en la década de 1930, pero que los nativos de la región, los pemón, la llamaban desde cientos de años antes Kerepakupai Vená, que significa “salto del lugar más profundo”.

Están en Venezuela y sinceramente me sueño con verlas, con tocarlas y alguna vez, así como los personajes de UP, por qué no, vivir en ellas. Esto no es posible, gracias a Dios, porque es parte de una reserva nacional y patrimonio de la Humanidad, si no fuera así…  no quiero ni pensarlo. Pues bien, desde muy adentro de mí, siento que es hora de cumplirle la promesa a ese niño, tengo que llevarlo, llevarme a conocer este lugar del mundo. Así pues que me voy para Venezuela y desde ya estoy planeando mi viaje, por eso para este programa invité a una persona que Dios me puso en el camino para ayudarme a materializarlo. Marilyn Moscoso y su esposo, son venezolanos, viven en Medellín hace poco tiempo y sus vidas giran en torno al turismo y uno de sus paquetes tiene como fin, ir al Salto más alto del mundo. Quedate escuchando el programa, conocé conmigo los pormenores de la preparación del viaje a uno de esos lugares que hay que ver antes de morir, antojáte y si querés y te animás, veníte conmigo, vámonos juntos para que al final de año digamos juntos Salí al Salto Ángel en Venezuela. 

78e9480a638474c9515f1caff8c868ec Aviso

Si quieres saber más entra a la página web http://destinoslatam.com/

Este es el blog de Marilyn en el que nos cuenta TODO acerca de esta maravilla natural. Hay fotos

videos, datos importantes sobre forma de llegada, salidas y hasta precios.

Entrá y antojáte conmigo: http://viajeacanaima.blogspot.com.co/ 

 

05 SalíAViajar al Salto Angel¿Qué te parece? ¿Te gustaría ir conmigo a conocer este lugar? ¿Soñamos juntos? Yo ya estoy listo, le invierto energía mental y física a este sueño desde ya y estoy ahorrando desde hace unos cuantos días,  porque quiero ir, voy a ir, tengo que ir a conocer este lugar y la verdad, me gustaría ir acompañado porque esa experiencia ha de ser tan sobrecogedora, que va ser necesario que alguien me sostenga para no desmayarme cuando la vea. Marilyn y José Ricardo, dos soñadores y aventureros, se han encargado de enamorarme más de esta meta, a ellos les doy las gracias porque pronto voy a decir, Salí a viajar al Salto Ángel en Venezuela, anímate y nos vamos juntos, porque a todos nos gusta salir, a comer, a viajar, a vivir.

 

 

Escucha el programa Aquí:

 

Friday, 22 July 2016 18:46

SALÍ A MI BUÑUELO

Written by

01 Salí a comer a Mi BuñueloEse montañero que me habita, el que me hace sentir orgulloso de lo que soy y de lo que me compone, palpita y grita de emoción cada vez que ve una arepa con mantequilla y quesito, con cada frisolada con chicharrón que veo, con cada empanda con ají picante y ni qué les digo del buñuelo. Sólo para que se lo imaginen, para que entiendan mi devoción por esa bolita de masa y queso frita, les voy a contar una anécdota. Cuando tenía 5 añitos me regalaron doscientos pesos, en esa época, un pasaje de bus costaba quince pesos, así que se podrán imaginar la fortuna que era tener uno de esos billetes verdes en la mano, para un niño de tan sólo 5 años. Lo mejor de todo es que en medio de mi inocencia, opté por lo que mejor me pareció hacer con ese dinero, gastármelo con mis amiguitos de la cuadra, que no eran pocos y nos tomamos esa plata en bolis. Sí, en bolsitas de agua saborizada. Para resumir el cuento, luego de los tres días de la hospitalización, cuando me iban a dar de alta por haber tomado “agua del río Medellín” o bueno, eso me dijo mi mamá, mi abuela materna me dijo que me iba a consentir, que le pidiera lo que yo más quisiera en la vida, cualquier regalo, juguete o cosa que se me ocurriera, y yo le dije que quería llegar a la casita a comer buñuelos, y me compraron 30 pesos en buñuelos ¡No joda!, luego de la segunda hospitalización en una semana…  

01 desayuno de campeonesjajajajaja, no mentiras, pero lo de los buñuelos es verdad, siempre me han fascinado, amo la navidad porque es la mejor excusa para comer buñuelo a la hora y lugar que se me ocurra, por eso siempre he tenido un respeto especial por un restaurante o negocio de comidas si lo prefieren que ha estado presente en mi memoria desde pequeño, Mi Buñuelo, es que además se llama como debería, Mi, de mío, porque así es que lo siento como buen montañero que soy, propio, así como se debe sentir un gringo cuando ve a Burguer King o a MacDonald, no sé, me imagino. En fin. La buena noticia, para mí y espero que para ustedes también, es que la vida me llevó a conocer a una persona que aprecio mucho que terminó convirtiéndose en socio de este restaurante que tanto admiro, así que ¿Cómo no invitarlo al programa? Para que nos hable de eso de ser el dueño de uno de los paraísos gastronómicos de la ciudad…  perdón por usar esa expresión si es que la creen inapropiada, pero es que en mi entender lo es, porque pónganse a mirar, un noble buñuelo, una preciosa empanada, es bocado preciado de cualquier persona en Colombia, es lo más parecido al pan de la biblia, porque se puede compartir y disfrutar con el rico, el pobre, el viejo, el niño, el sano, el enfermo…

04 SalíAComer a Mi Buñuelo con Sergio Velázquezmejor dicho, estamos hablando de un emblema, es que debería de estar en la bandera y hacerle competencia a la de Japón…  bueno, ya estoy hablando mucha bobada, mejor los invito para que escuchen el programa, porque les tengo tres invitados socios, emprendedores, amantes de la cultura paisa y que luchan por la perpetuidad de nuestra gastronomía bajo ese nombre tan especial. Hoy, Salí a Mi Buñuelo.

06 SalíAComer a Mi Buñuelo TOdos

Ahí está, el buñuelo, la empanada, la torta de carne, o la de pescado, un desayuno trancao con calentao, un tamalito de masa con carne, un pastel de pollo, el palito de queso, mejor dicho, todo eso que nos encanta y que nos hace sentirnos felices porque es rico y además hace parte de nuestra cultura está a pocos pasos de tu casa o a una simple llamada telefónica, porque te los llevan a domicilio. Animáte, escribínos a las redes sociales, Facebook/Salí o Facebook/Mi Buñuelo 7C, o en Twitter en @salidaacomer y simplemente decinos que querés participar por los dos desayunos dobles:  escribínos yo quiero salir a desayunar en Mi Buñuelo 7C y listo, nos comunicamos con los ganadores para que vayan y se lo disfruten.

Queremos que salgan y vivan la vida, la buena vida que nos merecemos, porque a todos nos gusta salir a comer, a viajar, a vivir.

Escucha el programa aquí:

 

 

Sunday, 10 July 2016 17:25

SALÍ A SAN PASCUAL

Written by

04 Todos en Cabina ViveSanPascualAquellos a los que nos gusta cocinar, los que sentimos placer al atender y darle gusto a las personas que queremos con un plato delicioso; esos que cuando hay una reunión familiar o tenemos invitados a la casa, nos desvivimos por crear algo con lo que descrestar a nuestros comensales; aquellos que terminamos con la espalda partida, los pies hechos pedazos por estar parados todo el día, con cortes y quemaduras en las manos, pero con el corazón henchido, latiendo contento al comprobar que todo tu esfuerzo ha dado como producto un montón de rostros felices y uno que otro halago, alguna vez en la vida, o muchas, se nos ha acercado alguien y nos ha preguntado, si no nos gustaría montar nuestro propio restaurante. La respuesta varía y depende de cada quien, porque si es a mí al que me preguntan, obtendrán un NO rotundo como respuesta, en mi opinión, eso es como preguntarle a alguien que apenas sabe conducir, si no le gustaría manejar un bus intermunicipal, o a una alguien que juega futbol en la calle con los amigos, si se le mediría a un picadito con el club Atlético Madrid. Una cosa es cocinar por placer, por amor, y otra es cocinar por vocación, por profesión. Las responsabilidades cambian de manera drástica en ambos casos y la recompensa también. Hay que tener además de un montón de conocimientos, una enorme cantidad de amor y mucha, pero mucha paciencia para tratar con personas distintas cada día, a las que no les conoces los gustos, las manías y que en especial, no tienen ningún grado de cariño o respeto por ti, como para “comer callados” ante el más mínimo error que se cometa con su plato.

05 despedida ViveSanPascualAquel que paga por comer en un restaurante, está esperando que lo que venga en su plato, valga cada peso por el que está gastando como mínimo, y por lo general se sentirá defraudado si el sabor, el tamaño, la forma y quien sabe qué mil cosas más, no superan sus expectativas. No, ese mundo de los restaurantes no es fácil, y querer vivirlo requiere de muchas energías, ganas y pasión. De eso es de lo que les voy a hablar hoy, tengo un par de invitados que cuando les preguntaron alguna vez, que si porque les gustaba cocinar, se veían en un restaurante, dijeron siempre que no, y ahora, desde hace poco más de tres años, dirigen uno, su propio restaurante, en el que han puesto sus sueños, sus esperanzas, sus conocimientos y sus ganas de aportar un grano de arena, para que este mundo sea mejor, arrancándole una que otra sonrisa a sus comensales, con alguna de sus deliciosas creaciones. Quédense conmigo y conozcan un poco de Natalia y Juan Fernando y de sobre cómo es eso de vivir y ser feliz con lo que comenzó como un hobbie y hoy es todo en su vida. Hoy, Salí a San Pascual.

06 comiendo hamburguesa en San Pascual

Eso de tener un restaurante y darla toda para que cada día se cumpla el sueño es para personas muy especiales, como este par de amigos que sin más, un día cualquiera se le midieron al reto y hoy, son felices haciendo felices a cientos de personas con sus creaciones que son, y en esto quiero ser sincero y muy justo, ¡Deliciosas! Ya he comido algunas veces en San Pascual y de verdad, este es uno de esos lugares que deben de ir a visitar. Un buen pan, una buena carne, queso y tocineta no son suficientes para destacarse, también hay que tener creatividad, ganas y mucho amor a la hora de armarla y en eso se lucen mis invitados de hoy. buscálos en Facebook y en Instagram, pero sobre todo, Salí a comer a San Pascual, te va a encantar, porque a todos nos gusta salir a comer, a viajar, a vivir.

Escucha el programa aquí:

 


03 Desayuno de Mi BuñueloPara nadie es un secreto ni es desconocido que el desayuno es muy importante. Varias teorías lo proponen como la comida que no se debe saltar si se quiere ser saludable y comenzar bien los días; ya sea por nutrición, energía o porque es la primera oportunidad de comerse algo rico luego de un ayuno de cerca de doce horas por lo general. No muchos prestan atención a esta recomendación y dejan pasar la ocasión de consentirse y de darle la bienvenida a un nuevo día en su vida con una buena primera comida. Los abuelos sí que sabían de buenos desayunos… yo recuerdo cuando me iba a pasar las temporadas de vacaciones con los míos a la finca cafetera que tenían en el suroeste antioqueño. La levantada era muy temprano, cuando todavía no había salido el sol y a esa hora se tomaban “los tragos”: un chocolate hecho en aguapanela, pan o pandequeso, quesito y arepa con mantequilla. Con este tentempié se comenzaban a organizar los chapoleros entre chistes y chismes y agarraban camino para los cafetales a comenzar con el desgrane del café. A eso de las nueve de la mañana todos estaban otra vez en la mayoría o casa del capataz pidiendo su verdadero desayuno; aquí si no se perdonaban los huevos revueltos, la carne y el calentao de los fríjoles que quedaron de la noche anterior, obviamente se aceptaba otra tajadita de quesito y su “menca” de arepa tela para pasar con una tazada de chocolate espumoso. ¡Ah! Qué días aquellos, hasta por eso será que a veces me hace falta desayunar dos veces.

04 Mi Buñuelo 7C de la 70

Está bien que el agite de los días de la vida actual no permita que este tipo de… estilo gastronómico se pueda seguir a diario, y por estilo, me refiero no a desayunar dos veces, si no a hacerlo BIEN. Han de estar de acuerdo conmigo con que al menos una vez a la semana hay que darse un desquite, dejar de lado esa comida de pajarito que se inventaron para toda la semana, llena de granos, caldos incoloros y… ¡frutas! Me dan escalofríos con solo pensarlo. Obviamente estoy exagerando un poco, comer sano es necesario, pero es aún más necesario en mi opinión, pegarse una desayunada de esas de padre y señor mío con marcada frecuencia, rendirle honor a nuestros antepasados, sentirse antioqueño desde los tuétanos y de una manera fácil y deliciosa.

Como ya no comemos frisoles todos los días, es más, ni siquiera una vez a la semana, eso de saborearse un buen calentao por la mañana en la casita, es una costumbre que se nos está diluyendo en las arenas del tiempo. No sé si han de estar conmigo, pero creo que es necesario hacer algo porque no se nos pierda este hábito. Hay que comer más frisoles, hay que pegarle más al calentao por las mañanas, hay que hacer que nuestros abuelos se sientan orgullosos de nosotros por pretender hacer pervivir nuestra esencia, nuestra herencia.

02 Carta de Mi Buñuelo 7C

En ese orden de ideas y como la idea es predicar pero porque practico a diestra y siniestra, a mí sí se me antoja muy seguido consentirme. Pa’qué son bobadas pero yo creo que no hay nada mejor que levantarse un domingo, comer hasta quedar redondito y que no queden más ganas que de volverse a acostar a dormir para hacer la correspondiente digestión. Rico poder hacer uno mismo los frisolitos de vez en cuando, pero cómo no se puede tan seguido como se quisiera, entonces hay que recurrir al viejo truco de ir a dónde un amigo que los haga bien buenos. Y en Medellín, todos tenemos un amigo desde hace casi treinta años que se puede encargar de mandarlo a uno para la casita a dormirse la siesta después de un buen desayuno.

El que sea de Medellín y no haya comido alguna vez en Mi Buñuelo, es un medellinense chiviado pues. Esta marca se ha encargado a través de los años de mantener viva una buena parte de la cultura gastronómica paisa con sus más amados y apetecidos fritos: Buñuelos, empanadas, papas rellenas, pasteles de pollo, tortas de carne o de pescado, palitos de queso y por su puesto los horneados pandequesos, pandebonos y pandeyucas. Súmele a eso las salsas para combinar y enriquecer los sabores; el ají dulce y el picante, la salsa rosada, la tártara, la kétchup, las mermeladas de piña o de mora… ahora trague saliva, porque si no se antojó leyendo, o es que acaba de comer y está llenito, o fue que “me le faltó una palabrita en bautizo mimijo”.

01 desayuno de campeonesAhora vamos a la segunda parte de la antojada, a la del llamado a la acción, a quitar el antojo. Para eso te propongo ir a Mi Buñuelo 7C, que tiene dos sucursales, una en la avenida ochenta, dos cuadritas después de la glorieta de la 30, y otra en la avenida setenta, justo al frente de la segunda entrada del parque Juan Pablo Segundo. Justo allí fue donde me di un gustico, qué digo gustico un gustazo que me dejó listo para esperar el almuerzo de ese domingo, pero bien tarde.

El desayunito de esta mañana para empezar bien el día y para recordar a mis abuelos consistió en, unos inigualables buñuelitos recién hechecitos, esponjosos, suaves, perfectos. Pandequeso, que parecía hecho con algodón, jugo de naranja, recién exprimido, arepa con quesito y mantequilla de la buena, de la de verdad, huevito revuelto, carne de res asada y una buena porción de calentao, que sin querer llegar a más, me transportó a la finca de mis abuelos, cuando era niño y me comía esos frisoles montañeros, calados a la perfección y una tazada de chocolate espumoso hecho en leche. No les puedo decir mentiras, comí como un rey y quedé más contento que marrano estrenando lazo. La sonrisa que me acompañó todo el día se debió sin dudas a la felicidad extrema a la que me llevó esta comidita deliciosa, consentidora que me hizo viajar y recordar a ese montañero que llevo dentro.


06 SalíAComer a Mí BuñueloAhí te dejo la inquietud, el antojo. Con los socios Sergio y Óscar David estuve en el programa de radio y conversamos un buen rato sobre todo lo que hacen y de cómo lo hacen y me dieron la oportunidad de regalarle dos pases a dos oyentes para que fueran a estas dos sedes para comprobar lo que estoy relatando…  bueno, a reconfirmar, les fue mejor que a mí por lo que me contaron. Sí quieres saber más sobre el programa, busca los links en mi FanPage de Facebook y aquí en Salí en Radio.

Antojáte de salir a desayunar como un rey, como te lo merecés, andáte a rendirle homenaje a nuestros ancestros y decí como yo #SalíAComer a Mi Buñuelo 7C…  ¡ah! Y saben qué, les tengo un dato importantísimo…  en ambas sedes son PET Friendly, es decir, amigos de las mascotas y podés ir a desayunar con tus mejores amigos, o tus hijos peluditos, como llamo a los míos para que te acompañen…  no les van a dar buñuelo, pero si agüita, galleticas para perros y una que otra caricia. Al que quiera más, que le piquen caña. Yo Salí a Mí Buñuelo 7C y me encantó, ahora te toca a vos, Salí a comer, a viajar, a vivir.

Saturday, 25 June 2016 16:46

SALÍ CON GUILLOLA GONZÁLEZ

Written by

04 Guillola y Andrés en SalíEso de hacer ejercicio y de mantenerse en forma nos lo han vendido como si fuera una moda, algo que surgió con la modernidad, como parte de un mundo más materialista y light del que sabemos apenas hace unos años. Para algunos es banal eso de mantenerse en forma, aseguran que es sólo una uña más de las garras del snob, de ese mundo vacío y poco profundo en el que sólo importa lo físico y lo material, una línea más de la degradación del mundo actual.

Sin embargo, aquel que le gusta la historia, que lee un poco sobre las costumbres antiguas del ser humano puede darse cuenta de que sí bien, este línea ha sido tomada como una de las banderas del mundo moderno que tanto se critica, el ejercicio físico, el estar en forma es tan propio al humano, como lo es para cualquier especie animal del planeta.

Tal vez el problema radique en que desde que comenzamos a desarrollar el cerebro, que igual necesita ejercicio como un músculo cualquiera, porque si no se atrofia, algunos decidieron que estar en forma era para los que tenían que salir a cazar, mientras los otros se encargarían de otras actividades menos físicas, que exigirían el ejercicio del cerebro para desarrollar otras actividades productivas en beneficio de la tribu, el problema de hoy, es que ya hay algunos que ni siquiera eso recuerdan hacer por la manada. Quien lee un poco de historia verá que desde tiempos inmemoriales las antiguas civilizaciones le rindieron culto al ejercicio y al hecho de estar en forma, e idealizó a aquellos que lo lograban, los llamaron héroes: Sanzón, Hércules, Aquiles, Los faraones egipcios, no todos, y más adelante los campeones de las justas, los caballeros.

Estar en forma no es nuevo, ni se ha idealizado como parte de una banalidad moderna, no; la actividad física es tan importante al ser humano como lo es para cualquier animal que tiene que luchar contra la fuerza más poderosa y fundamental de la naturaleza, la gravedad. El que no puede estar en forma, se enferma, se muere.

01 Guillola en SalíLejos de ser considerados héroes, hay por ahí un montón de personas que promueven el gusto y el placer por estar en forma. Si bien ese es su estilo de vida y para algunos es incluso una obsesión, todos estos seres tienen algo en común, les gustaría, promueven el hacer ejercicio a la medida necesaria para estar sano y sentirse bien, en cada ser humano.

Esta vez tengo el orgullo de contar en el programa con una Heroína del mundo del fitness, una mujer poderosa, orgullosa y hermosa que entendió que su misión en la vida es inspirar a otros a hacer ejercicio y estar en forma, sólo por salud. Es fisicoculturista, su fortaleza física, sus músculos no son los de una persona del común, y es admirada y odiada por igual, no se sabe si por envidia o por falta de autoestima en quienes la critican, que no entienden que ese es su trabajo, pero pónganse a pensar, ¿quién recibiría consejos sobre hacer ejercicio?, ¿quién seguiría la rutina de un profesor con barriguita cervecera?

02 Guillola En Salí

Guillola González es una entrenadora personal, fisicoculturista, una Fit influencer, tal vez la más importante y seguida de Medellín que inspira a miles de personas día a día por medio de sus redes sociales a vivir sanos, felices, a levantar la autoestima, que nos invita a querernos a nosotros mismos, a hacer cosas buenas por nosotros y por la manada, porque un miembro sano es un miembro menos por el que tenemos que pagar tratamientos en el sistema de salud.


No sé ustedes pero luego de hablar y sobre todo de ver a una mujer de estas, tan bella, tan inspiradora, pero en especial tan feliz, me hace sentir ganas de hacer más ejercicio, de quererme más a mí mismo, de hacer mucho más por mí y por la manada, a la final, la actividad física, hecha con responsabilidad, sin abusos, hecha a conciencia y en lo preferible guiada por un experto traerá a tu vida sólo cosas buenas. Espero que los hayamos inspirado al menos, a caminar media hora diariamente para que vivas más rico, para que seas más feliz. Gracias a Guillola por salir en Salí, por inspirarnos, y gracias a ustedes por escucharnos cada ocho días. Ahora te toca a vos, Salir a comer, a viajar, a vivir sanamente. 

 

Escucha el programa aquí:

 

05 con john parte 2 de Mater chefUn solo programa no fue suficiente, Un personaje tan carismático como John Jairo Tangarife mereció que pensara en una segunda parte porque son tantas las historias que tiene para compartir que lo creí conveniente.

En esta segunda entrega lo escucharemos contándonos todas sus infidencias en el programa Master Chef 2016 desde su negocio Envilujos de Envigado. Me gustó mucho la experiencia, el ambiente cambia, cambia la dinámica y el invitado se siente más a gusto. 

06 John Tangarife de Master Chef 2016

Sus locuras y sus ocurrencias hicieron que sus compañeros de concurso, sus jueces y por supuesto, todo 

Colombia lo quisiera, se riera y lo siguiera, además de por su talento en la cocina.

¡Gran programa!


Gracias a John por salir en Salí.
Gracias a él por aceptar esta invitación.
No alcanza el tiempo cuando se tiene a un invitado tan interesante y divertido.
Sí quieren que venga de nuevo a terminar de contarnos sus historias en el programa, adelante, dínoslo por aquí.
Gracias a ustedes, nos vemos en ocho días a las 4 de la tarde por Frecuencia U 940 AM
Y Salí a comer, a viajar, a vivir.
#JuevesDeSalí

 

 

 

 

Escucha el programa aquí:

 

Saturday, 04 June 2016 19:44

SALÍ CON JOHN TANGARIFE DE MASTER CHEF P1

Written by

01 con John Tangarife de Master ChefSe vale soñar, se vale crear, se vale hacer todo lo posible por que este planeta sea mejor todos los días y eso va de la mano de que hagas todo lo que sea necesario por ser feliz… sí, si eres feliz, sin duda los que están a tu alrededor lo serán también. Si eres emprendedor, si persigues tus sueños, vas a inspirar a otros, con uno solo más que se contagie de la buena energía, de esa que crea, que entusiasma de a pocos, este mundo tiene que cambiar para mejorar. Este mundo le pertenece a los soñadores, a los que se pelean una oportunidad por pequeña que sea, para alcanzar sus metas. Nunca ha sido fácil y si lo fuera, tal vez no sería tan gratificante llegar a ese punto que se ha soñado y lo mejor de todo es que probablemente al llegar allá, de lo que realmente te das cuenta es de que eso que tanto esfuerzo y dedicación, y lágrimas y risas te ha costado, tan sólo es el principio.

04 John Tangarife de Master Chef Colombia

Hoy en día algunos programas de televisión nos venden la idea de que lograr las metas es fácil, rápido y seguro, de que ser exitoso es un poco más sencillo de lo que parece, de que con un solo empujoncito se te va a abrir el mundo y te le vas a montar a la vida de un tajo. Nada más alejado de la verdad porque ser famoso es muy diferente a ser bueno.

Por la vida se tiene la oportunidad de conocer a muchas personas, de todas esas, un gran porcentaje es soñadora, de ese grupo, un porcentaje más pequeño, lucha por sus sueños, pero de esos, sólo unos pocos invierten suficiente energía como para que esos sueños, por encima de todo, se terminen haciendo realidad. Yo he tenido la fortuna de conocer a muchos de esos y para el programa de hoy quise invitar a uno con el que comparto algunos sueños y que admiro mucho.

Ese sueño de cocinar y hacerlo bien y lograr arrancar muchas sonrisas de tus comensales es uno de esos que compartimos y por eso fue que coincidimos en la vida y tuve la oportunidad de conocerlo. Estudiamos Gastronomía internacional juntos y he de reconocerlo aquí como lo he hecho en muchas otras partes, del grupo de 14 aspirantes a cocineros, John Jairo Tangarife, o Jota, como nos propuso que le llamáramos era el mejor.

02 John Tangarife de Master Chef Colombia 2016

Por esa pasión que siente por la buena comida y las buenas preparaciones, lo invité a un primer programa de Salí, y estuvo ante estos micrófonos con el que fuera nuestro profesor, el Chef Oswaldo Ríos, pero lo que ninguno de nosotros intuía en ese momento, fue que lo que John estaba haciendo esa primera vez que se metía a una cabina de radio, era preparándose para acostumbrarse a los medios de comunicación; porque hoy, luego de participar por casi dos meses y medio en el programa de televisión Master Chef Colombia  #MasterChefCo si podemos decir algo acertado, además de que demostró que es un muy buen cocinero, es que es uno de los participantes que más ha querido el público colombiano y al que más han invitado a los medios de comunicación para que con su personalidad única y contagiosa, cuente un poco sobre lo que fue su experiencia en uno de los formatos de reallity más vistos de la televisión actual en todo el mundo.

Por eso, quédate ahí para que conozcamos juntos un poco más sobre John Jairo Tangarife y su experiencia en el programa. Salí pues con John Tangarife de Master Chef @MasterChefCo.

El tiempo no es suficiente para poder escarbar más en esta historia tan interesante que nos ha venido a contar Jota, bueno, John Jairo Tangarife. Es que eso de los sueños es tan apasionante, tan inspirador que probablemente se nos quede corto el próximo programa para terminar de hacerlo y es más, creo que hasta podríamos sentarnos por horas para escuchar del mismo Tangarife todas esas experiencias que tuvo en su participación en el programa. Pues bueno, si no se quieren perder el desenlace de esta historia, no te pierdas el próximo programa y Salí con John Tangarife participante de Master Chef Colombia 2016.

Escucha el programa aquí:

 

 

Saturday, 14 May 2016 18:20

SALÍ A VIVIR LA FOTOGRAFIA

Written by

05 ANdres David y JuliánEl asunto de la memoria para el ser humano siempre ha sido una de esas cosas que ha generado una especie de obsesión. Me refiero a que todos, como individuos, tenemos un montón de recuerdos por ahí que se van a quedar guardados para siempre y que no queremos o no querríamos que se nos desvanecieran en el tiempo. Los atesoramos porque nos llevan de nuevo a momentos felices o importantes que son finalmente lo que nos compone, y sin embargo a veces nuestra mera memoria no es suficiente para perpetuarlos; es ahí entonces donde necesitamos de algo que nos ayude a traerlos de nuevo a la pantalla, así que aparece la fotografía como recurso invaluable. Hoy tenemos la fortuna, aunque a muchos no les parezca o no sean conscientes de ello, de poder registrar nuestras vidas casi que minuto a minuto gracias a la tecnología. Casi todos tenemos a la mano una cámara fotográfica o de video y la usamos para capturar momentos de todo tipo, ya ni siquiera los importantes sino incluso esos tan nimios e insulsos que no necesitamos o quisiéramos recordar. Tal vez eso le haya restado la importancia original al hecho de poder capturar la luz e inmortalizar instantes en un papel, hecho que le debemos a dos señores franceses, José Niceforo Nipce y Louis Daguerre que obsesionados con la idea de luz y su captura, nos dieron la posibilidad de eternizar nuestra memoria.

06 David Daniela JuliánTal vez a muchos de ustedes no les tocó aquella época en la que la fotografía tenía una función un tanto más… mágica, más… misteriosa, porque no era instantánea, o por lo menos no aquella a la que teníamos acceso todos, y entonces a la hora de tomarlas, se le daba una mayor trascendencia, pues no verías su resultado hasta unos días después de que fuera revelado el rollo. A veces, los paseos o eventos especiales se vivían en grupos dos y más veces, porque luego de vivirlos, había que reunirse otra vez, nada más que para ver el resultado de las fotografías, lo que implicaba una ampliación de esa experiencia de manera social. Nada de redes sociales, nada de máquinas frías e impersonales como los computadores, nada de compartir con otras personas a las que no les importamos mucho, la fotografía de revelado, esa del papel, tenía su magia social porque además, nos recordaba que somos seres sociales, necesitados de calor humano y de contacto físico.

Pero ese es el noble uso que le damos los seres comunes a la fotografía, el de perpetuar momentos especiales, los otros usos más especiales son los de mostrar cosas, perspectivas, visiones distintas de una misma realidad. Aparece pues la fotografía de reportería, la de modelaje, la artística, esa que se convierte en un hobbie, o en la razón de vivir, de justificar la existencia por parte de seres humanos que tienen la asombrosa capacidad de ver cosas que están allí para todos, pero que sólo ellos son capaces de captar.

Como este es un asunto tan apasionante, tan llamativo y tan extenso como un universo, se me ha ocurrido la idea de invitar al programa a un par de locos por el mundo de la luz, de los colores, de la realidad vista a través de un lente. Dos jóvenes talentosos que han hecho de la fotografía su vida y que a pesar de estar comenzando, han logrado unas cosas maravillosas que quiero compartir con ustedes. Por eso no se muevan, quédense conmigo en este viaje por el mundo de la fotografía, Hoy, Salí a vivir la fotografía.

¿Quieres saber más sobre estos dos fotografos jóvenes y talentosos?

Síguelos en sus cuentas:

David Vlaero: https://www.flickr.com/photos/david_valero/with/18386621060/

04 el desnudo en la fotografía

Julián Montoya: https://www.instagram.com/julian_mon/

02 instagram Montoya

Ahí tienen, un hobbie, una forma de ver la vida, de capturar la realidad, de perpetuar la memoria, que se convierte en una pasión tan poderosa e importante para algunos, como por ejemplo David y Julián, como para asegurar que es su vida. Lo hagamos como ellos por amor, por gusto, porque le demos o no la importancia que tiene, este asunto de la fotografía ya es parte de nuestro día a día y nos compone y nos le debemos de una manera que me atrevería a asegurar, muchos de nosotros ya no seríamos capaces de vivir una vida “normal” sin ella. Por eso siempre será interesante aprender un poquito más sobre fotografía, por eso hoy te quise decir, Salí a vivir la fotografía. 

 

Escucha aquí el programa:

 

00 brindis por la vidaPara esos días especiales del año en los que se le alborotan a uno esas ganas de “restaurantiar”, de compartir con las personas que uno quiere celebrar algo como el día de la madre o del padre, a varios de mis seguidores también se les alborota la preguntadera y la llamadera…  no más ayer, o mejor dicho hoy a eso de las tres de la mañana, a un muy querido amigo, bueno, ya no tan querido; se le ocurrió que la borrachera de fin de semana se la podía dedicar al amor que siente por mi blog y por mis consejos… o no, bueno, vamos a ser realistas, en realidad la borrachera le dio por su “madrecita”, pues quiere celebrarle el día con todas las de la ley, así que me llamó para, luego de elogiar mi buen gusto, mi queridura, mi buen humor, pedirme que le aconsejara sobre un buen lugar para ir con su progenitora a celebrar, entonces yo le dije con todo el gusto del mundo, por supuesto ¿cómo no? A esas horas de la madrugada: Pa dónde se podía ir con SU SANTA MADRE.

Así pues que qué mejor idea para una publicación qué un TOP 5 de restaurantes ¡geniales¡ para celebrar una fecha bien especial. Voy a tratar de cubrir todos los gustos, con un espectro amplio para los paladares.

 

Aquí van pues mis recomendados:

Recomendado #1: LA CANTALETA #2

01 SalíAComer A la Cantaleta 2

Empecemos pues con aquellos que prefieren lo tradicional, pa’esos a los que se les alborota el montañero que tienen por dentro y que no ven la hora de una oportunidad de estas para pegarse una buena frijolada, una fritanguiada, una sancochada, o una mondonguiada. LA CANTALETA así se llama el restaurante, y cantaleta es lo que le va a sobrar si no lleva a la mamá a comerse un pedazo de Antioquia a este restaurante de carretera. Se encuentra en la vía hacia el Retiro. Hay dos, una antes del Parque de los Nevados y otra después, ambos restaurantes son muy buenos y recomendables, sin embargo el que más me gusta a mí es La cantaleta #2, el que te encuentras antes del parque, y me gusta porque es más amplio, más organizadito y la comida también es muy rica. Ya me he pegado varias idas y en cada una me he llevado mi buena proteinosis, porque la comida es abundante y encarretadora. Les recomiendo las empanaditas de iglesia como aperitivo, un gûandolo de sobremesa y un buen dulce de brevas con arequipe de postre.

 

Recomendado #2: BUENA MAR

02 SalíAComer A Muena Mar

Ahora vamos con una alternativa que es la que aprovechamos ese otro tipo de montañeros que nos gusta aprovechar estas ocasiones para comer cosas que no se comen en la casita: “cosas que se comen en la costa”, “cosas caras” o “cosas de ricos” dirán algunos; Comida de mar, mariscos, langostinos, pescao frito ¡no joda!

Aquí les voy a recomendar el restaurante que inspiró hace unos cinco años la creación de este blog. Me gustó tanto lo que comí, me transformó a tal magnitud la experiencia que decidí que tenía que contarle a todo el mundo que existía, así que se los recomiendo mucho, mucho.

Se llama Buena Mar, está ubicado en el sector de la Plaza Mayorista en Itagûí, para visitarlo deben de llamar a hacer reserva, porque es tan apetecido que si no lo hacen, pueden perder la ida. Su especialidad es la cocina del pacífico colombiano, no se vayan a perder el arroz marinero.

Esta es su dirección: Carrera 48 No. 85 - 198 – Itagui, el teléfono es: 2851090.

 

Recomendado #3: EL BARRAL

03 SalíAComer A El Barral

Demos un buen salto con el concepto de este siguiente sitio, con este tipo de comida queda uno como un príncipe con la mamá… eso sí, si a ella le gusta la comida española o al menos está dispuesta a dejarse llevar por una propuesta tan gustosa como esta. En el Barral te van a llevar al Mediterráneo de una sola sentada, la paella que sirven en este lugar es ¡De locos!

SI bien la especialidad son las paellas, también vas a encontrar otros platos mediterráneos como las tapas, el codillo de cerdo y hasta pizzetas, pero la verdad, al ir allá, no te podés devolver sin comerte una de esas ricuras con arroz de grano corto…  te recomiendo la mixta, que viene de dos colores, gracias a la tinta de calamar… ¡Yom, yom!

Este restaurante está en Envigado en la conocida calle Jardín de Envigado: dirección: Calle 30S #43A, Envigado, Antioquia  el teléfono es: (4) 2761212

 

Recomendado #4: CASA BLANCA

04 SalíAComer A Casa Blanca

Ahora les voy a subir la apuesta, porque en este restaurante lo que te vas a encontrar es una muy buena carta de carnes de alta calidad muy bien asadas, buen vino, buenos quesos, buenos precios. Es para darse gusto y darle gusto a la mamita, pero del bueno. Hay dos sedes, una en la Avenida 80, entre la 33 y la  35, ese en lo personal no lo conozco, y la otra sede que sí conozco y que les recomiendo está en el Alto de las Palmas, en el Mall Indiana. El ambiente es soberbio, hay música de piano en vivo si tienes suerte y la atención es de primera categoría. Ha sido uno de esos restaurantes que me dejaron marcado por la comida y en especial por la experiencia completa, en la que me hicieron sentir como un Principe.

Dirección: kilómetro 17 Vía las Palmas, el teléfono: 386 0078

 

Recomendado #5: CASA MOLINA

05 SalíAComer A Casa Molina

Dejé de último este restaurante no porque fuera el menos importante, nooooo, para nada, es más, si voy a ser justo, si quiero ser realmente sincero, es el lugar en el que he encontrado la mejor experiencia gastronómica de mi vida. Primero que todo es el restaurante de uno de los Cocineros Profesionales más destacados y respetados del país, Chef de presidentes, maestro de maestros, el mejor amigo que puedes tener cuando perteneces al mundo de las cocinas en Medellín, el crítico más acérrimo de los cocineros poco sinceros y faranduleros, seguido por cientos, admirado por miles, odiado por muchos también por ser tan franco, pero eso sí modesto como el que más, Álvaro Molina te ofrece una gastronomía de fusión, une lo de antes, con lo moderno, lo más pirispispís con lo más autóctono. Por eso de entrada me comí un carpaccio de langostinos con limón, y de plato fuerte me comí un chicharrón de cerdo, pero no cualquiera, sino uno con liposucción, un verraco chicharrón de 450 gramos confitado en su propia grasa por más de dos horas que se llama Torrezno de Soria. Me lo sirvió con ají de hormiga, y no se llama así porque pica, nada más, sino porque se hace de una hormiga roja de los llanos; lo acompañé con una ensalada de rúcula, queso parmesano rallado y aceite de oliva y de postre un leche de tigra con helado y galleta migada. Lo mejor no fue eso, lo mejor fue que cuando terminamos de comer, Álvaro se sentó conmigo en la mesa y nos dedicó por lo menos una hora de la charla más amena y amistosa que he podido tener. En total, en serio, fuera de que la comida es excelsa, el dueño es EL MEJOR.

El restaurante Casa Molina está en el Mall Indiana en el Alto de las Palmas…  no te puedes aparecer sin reserva, es en serio, porque es un restaurante de puertas cerradas, sólo entra los que pueden llamar antes. Su número es: 386 1548

Eh aquí pues una lista de cinco muy, pero muy buenos restaurantes en los que puedes no sólo celebrar una fecha tan especial como el día de madres o el de padres, sino cualquier día de tu vida, en el que necesites que te arranquen una sonrisa con buena comida y buena atención. Yo Salí y me encantaron, por eso se los recomiendo, ahora te toca a vos, Salí a comer, a viajar, a vivir.

Sunday, 01 May 2016 21:25

SALÍ A BAILAR DANZA ÁRABE

Written by

06 SalíEse concepto de la aldea global para aquellos que nunca lo entendieron es aquel que te permite desayunar en Italia, almorzar en México, cenar en Japón y terminar la noche bailando en Arabia, todo, sin salir de Medellín. Somos ciudadanos del mundo, ahora nuestra cultura se mezcla sin pudor con otras miles y en vez de alienarnos, nos complementa. ¿Quién dijo que para ser un buen colombiano había que comer todos los días sancocho, arepa y arequipe?, ¿O que teníamos que llevar un sombrero vueltiao en la cabeza y un poncho terciado en el hombro? ¿O qué teníamos que bailar sólo cumbia en cada fiesta? No, para ser un buen colombiano, hay que hacer parte del mundo, eso sí, sin perder la identidad, la esencia, porque no nos hágamos tarugos, por ahí hay más de uno que simplemente exagera. Hoy en día no sirve de nada arraigarse tanto a lo suyo como para cerrarse al mundo, poco a poco nos damos cuenta de que somos los mismos, la misma raza, hermanos al fin y al cabo, sólo que no nos conocemos.

01 SandraPara este programa quise invitar a una persona que ha entendido este concepto de una manera muy amplia, sigue siendo paisa y sin dejar de serlo conoce y ha profundizado tanto en otra cultura que hasta podrías pensar que tiene algún tipo de conexión directa con ella, y sin embargo, no, pues por sus venas corre tanta sangre árabe como te puede correr a vos o a mí. Sandra es una mujer de esas echadas para adelante que ama la danza y que sin más, un día cualquiera fue picada por un extraño bicho llamado Danzas Orientales y que hoy es una de las pioneras y más importantes representantes de éste tipo de arte en nuestra ciudad. Nos va a contar un poco sobre su pasión de mover el esqueleto al ritmo de la música marroquí, egipcia, árabe y de contagiar con su entusiasmo a niños, jóvenes y adultos. Es sorprendente su conocimiento sobre esa cultura que tanto la mueve, literal, porque no sólo sabe sobre la danza, sino que ha complementado sus movimientos con información sobre su procedencia, su historia, lo que la hace una experta y toda una profesional en lo que hace.

05 todos en cabino

Quédate con nosotros entonces para que aprendás más sobre el mundo de la danza del vientre, la de los siete velos, del Raks Sharki o danzas orientales. Así pues que la invitación es: Salí a hacer Raks Sharki


La danza según los antiguos nos comunica con nuestros dioses; ¿y cómo no va a estar Dios en una expresión tan íntima con tu cuerpo? El baile es salud, es libertad, es alegría, es comunicación, nos ayuda a compartir, a expresarnos, a alejar la tristeza. No importa qué quieras bailar, baila, con toda seguridad te va ayudar a ser más feliz, y quien es feliz, está en contacto con Dios. Por eso invité a Sandra a salir en Salí, porque no se imaginan lo feliz que la hace y que se ve al hacer eso que tanto la apasiona y que hoy nos invita para que nos contagiemos
con ella. A mí me convenció ¿Y a vos? Por eso te invito, Salí a bailar, Salí a ser feliz y a hacer felices a los demás, Salí a hacer Raks Sharki, porque a todos nos gusta Salir a comer, a viajar, a vivir.

Escucha el programa aquí:

 

 

Page 1 of 3