Seguínos

  salidaacomer

  catandocervezas

  Facebook

  Twitter

  Youtube

  Google +

  Instagram

  Pinterest

Sunday, 10 July 2016 17:25 Written by 
Rate this item
(1 Vote)

04 Todos en Cabina ViveSanPascualAquellos a los que nos gusta cocinar, los que sentimos placer al atender y darle gusto a las personas que queremos con un plato delicioso; esos que cuando hay una reunión familiar o tenemos invitados a la casa, nos desvivimos por crear algo con lo que descrestar a nuestros comensales; aquellos que terminamos con la espalda partida, los pies hechos pedazos por estar parados todo el día, con cortes y quemaduras en las manos, pero con el corazón henchido, latiendo contento al comprobar que todo tu esfuerzo ha dado como producto un montón de rostros felices y uno que otro halago, alguna vez en la vida, o muchas, se nos ha acercado alguien y nos ha preguntado, si no nos gustaría montar nuestro propio restaurante. La respuesta varía y depende de cada quien, porque si es a mí al que me preguntan, obtendrán un NO rotundo como respuesta, en mi opinión, eso es como preguntarle a alguien que apenas sabe conducir, si no le gustaría manejar un bus intermunicipal, o a una alguien que juega futbol en la calle con los amigos, si se le mediría a un picadito con el club Atlético Madrid. Una cosa es cocinar por placer, por amor, y otra es cocinar por vocación, por profesión. Las responsabilidades cambian de manera drástica en ambos casos y la recompensa también. Hay que tener además de un montón de conocimientos, una enorme cantidad de amor y mucha, pero mucha paciencia para tratar con personas distintas cada día, a las que no les conoces los gustos, las manías y que en especial, no tienen ningún grado de cariño o respeto por ti, como para “comer callados” ante el más mínimo error que se cometa con su plato.

05 despedida ViveSanPascualAquel que paga por comer en un restaurante, está esperando que lo que venga en su plato, valga cada peso por el que está gastando como mínimo, y por lo general se sentirá defraudado si el sabor, el tamaño, la forma y quien sabe qué mil cosas más, no superan sus expectativas. No, ese mundo de los restaurantes no es fácil, y querer vivirlo requiere de muchas energías, ganas y pasión. De eso es de lo que les voy a hablar hoy, tengo un par de invitados que cuando les preguntaron alguna vez, que si porque les gustaba cocinar, se veían en un restaurante, dijeron siempre que no, y ahora, desde hace poco más de tres años, dirigen uno, su propio restaurante, en el que han puesto sus sueños, sus esperanzas, sus conocimientos y sus ganas de aportar un grano de arena, para que este mundo sea mejor, arrancándole una que otra sonrisa a sus comensales, con alguna de sus deliciosas creaciones. Quédense conmigo y conozcan un poco de Natalia y Juan Fernando y de sobre cómo es eso de vivir y ser feliz con lo que comenzó como un hobbie y hoy es todo en su vida. Hoy, Salí a San Pascual.

06 comiendo hamburguesa en San Pascual

Eso de tener un restaurante y darla toda para que cada día se cumpla el sueño es para personas muy especiales, como este par de amigos que sin más, un día cualquiera se le midieron al reto y hoy, son felices haciendo felices a cientos de personas con sus creaciones que son, y en esto quiero ser sincero y muy justo, ¡Deliciosas! Ya he comido algunas veces en San Pascual y de verdad, este es uno de esos lugares que deben de ir a visitar. Un buen pan, una buena carne, queso y tocineta no son suficientes para destacarse, también hay que tener creatividad, ganas y mucho amor a la hora de armarla y en eso se lucen mis invitados de hoy. buscálos en Facebook y en Instagram, pero sobre todo, Salí a comer a San Pascual, te va a encantar, porque a todos nos gusta salir a comer, a viajar, a vivir.

Escucha el programa aquí:

 

Read 356 times Last modified on Saturday, 11 February 2017 20:38